Adobe tira la toalla: conversor de flash a HTML 5

Vale que soy un fanboy de Apple, lo reconozco, pero es que la batalla estaba perdida de antemano y Adobe no tenía más que rendirse a la evidencia de que la web va hacia los estándares abiertos y la interactividad. Bueno, el SEO también ha pesado (en el caso de Flash la ausencia del mismo).

Y si hace meses hemos venido leyendo los intentos de Adobe por hacer valer Flash, por decir que era un error de Apple no dar soporte en su plataforma iOS, casi por tachar de locos y «no compatibles» a los dispositivos que no soportaran Flash, ahora nos ofrece un conversor de Flash a HTML 5. ¡Hemos ganado los usuarios!, ¿por qué? …

Bien sencillo, Flash es una plataforma propietaria, pesada, que posiciona de culo, frente a HTML 5, un estándar abierto, que facilita la semántica de la web y que ayuda a posicionar en los buscadores ¿hacen falta más razones?, yo creo que no.

Y si Apple fue la primera en negarse a incluir soporte de Flash en sus dispositivos móviles, apostando por HTML 5 y CSS 3, para aumentar la duración de las baterías (Flash es un consumidor voraz) y mejorando la experiencia de navegación, otros no tomaron el mismo camino, aunque les durará poco.

De hecho, Apple ha eliminado Flash hasta en sus ordenadores portátiles, ahora es una opción que viene sin activar por defecto, y solo si quieres que tu batería dure mucho menos porque hay alguna web que se empeña en usar esta tecnología obsoleta, puedes activarlo y vivir en el pasado.

Wallaby (me recuerda a Lullaby, la famosa canción de The Cure), que es como se llama la herramienta de conversión de flash a HTML 5 de Adobe, está aún en fase experimental y ofrece muchos errores al usarlo, pero el funcionamiento en sí es sencillo, simplemente arrastras un fichero de Flash (.fla) en su ventana y trata de convertirlo a HTML 5, luego ya subes tu los ficheros generados a tu web para sustituirlos por el caduco flash.

Adobe, a pesar de estar en ello no lo ha anunciado, pero ahí está su rendición al futuro de la web y los estándares abiertos.

Así que ya sabes: HTML 5 es el presente, Flash es el pasado.