Alphabet, la reestructuración del conglomerado de empresas de Google

Alphabet es el nombre que recibe el nuevo conglomerado de empresas que engloba Google, dividiendo la misma en filiales con objetivos mas específicos.

Habréis leído muchos titulares en los que se dice que Google se pasará a llamar Alphabet y similares, pero en realidad lo que está ocurriendo no es mas que un paso natural en el inmenso crecimiento de la compañía. Lo que empezó siendo un motor de búsqueda enfocado al ámbito universitario actualmente es de las compañías más importantes del mundo.

Google se caracteriza principalmente por hacer cosas que todos creíamos imposibles, por innovar más allá de los límites esperados. Cada vez ha ido abarcando más ramas y diversificando su actividad, por lo que la compañía ha llegado a un punto en el que su objetivo principal no está definido.

¿Por qué la reestructuración?

Al principio todos conocíamos Google por ser un buscador, de hecho el producto con el que empezó la empresa en 1997 fue Google Search. En 2002 la compañía presentó Google News, un recopilador de noticias; seguido de Blogger en 2003 que nos permite crear blogs de manera fácil y gratuita. En 2004 aparece Google Books, para gestionar nuestra biblioteca virtual, y GMail, el conocido servicio de correo (aunque hasta 2007 siguió en fase Beta).

En los sucesivos años vimos como Google cubría las necesidades que teníamos, y las que no, con una infinidad de herramientas: Maps, Earth, Hangouts, Android, Drive, Picasa, Calendar, Youtube, Chrome, Plus, Play, Translate… bueno, no voy a llenar el artículo de cosas que ya conocéis. La conclusión es que la empresa se ha expandido por todos los territorios de internet, siendo referente en muchos de ellos.

Todos estos servicios, o al menos varios de ellos, son los que el humano medio conoce sobre la compañía pero Google va mucho más allá. Su ambición es famosa por no conocer límites, y las innumerables cifras de beneficios que han generado suelen ser reinvertidas en proyectos más ambiciosos que los anteriores.

De esta manera Google ha comprado y/o fundado empresas en muchos sectores; algunas de ellas son:

  • Calico: compañía biotecnológica de investigación sobre longevidad.
  • Google Capital: fondo de capital de crecimiento para impulsar el desarrollo tecnológico.
  • Google Fiber: pretende construir una infraestructura de red de banda ancha a Internet experimental, usando comunicación con fibra óptica en Kansas City.
  • Life Science: división de investigación médica.
  • Nest: diseño y fabricación de elementos para viviendas inteligentes.
  • Google Ventures: impulsar startups tecnológicas prometedoras.
  • Google X: división de investigación y desarrollo de nuevos productos.
  • Sidewalk Labs: investigación sobre mejora de ciudades para elevar la calidad de vida.

Tras ver esta escandalosa diversificación era de esperar que la empresa sufriera una reestructuración, ya que el esqueleto actual de la misma no está preparado para gestionar de manera óptima todos estos recursos.

Alphabet, la optimización de la marca Google

Larry Page, cofundador de Google, afirmó en The Wall Street Journal que le gustaría inspirarse en el modelo de Berkshire Hathaway, un conglomerado de empresas que empezó enfocado al sector textil en 1839 y que actualmente controla acciones de cerca de 100 empresas (incluyendo The Coca-Cola Company) y cuenta con más de un cuarto de millón de trabajadores.

El objetivo principal es crear una estructuración simple y optimizada. Se pretende separar el negocio que produce beneficios gracias a internet (servicios de Google) de las demás filiales (en su mayoría empresas dedicadas a la invesitgación y proyectos de innovación).

Para ello se crea Alphabet, un holding que pretende agrupar a todas las filiales mencionadas para proporcionar limpieza y claridad a nivel organizativo. Todos los servicios de internet conocidos bajo la marca Google seguirán operando bajo la misma, solo que ésta ahora será parte de Alphabet; el resto de compañías pasarán a formar parte propia del holding.

Todo esto ha ocasionado una importante reorganización a nivel de personal:

  • Larry Page (Cofundador y CEO de Google): pasará a ser CEO de Alphabet.
  • Sergey Brin (Cofundador de Google): pasará a ser presidente ejecutivo de Alphabet.
  • Eric Schmidt (Presidente ejecutivo de google): pasará a ser presidente (chairman) de Alphabet.
  • Sundar Pichai (actual jefe de producto): será vicepresidente de Alphabet y CEO de Google.

Alphabet, ¿de dónde viene el nombre?

alphabet

Larry Page ha afirmado que el nombre fue elegido por dos razones. La primera hace referencia al significado simbólico que el alfabeto supone para la humanidad: es la base de la representación del conocimiento. La segunda razón alude a un juego de palabras en inglés, alpha-bet, término traducido literalmente como apuesta alfa que hace referencia a las inversiones cuyo retorno está por encima de sus objetivos.

Google sigue creciendo sin control y abarcando gran cantidad de campos relacionados con la innovación y la investigación. Su pasión visionaria le ha hecho entrar en el top 5 de las emrpesas más valoradas del mundo, y parece ser que no les basta con esto. ¿Qué nos preparará Google, o mejor dicho, Alphabet para dentro de unos años? Sólo nos queda esperar.