Aplicaciones solidarias en pleno Barcelona

El mes de abril se ha convertido en un mes perfecto para la creación de aplicaciones móviles solidarias, y es que los creadores de estas maravillas están trabajando duro en Barcelona dentro del Challenge Apps per la Inclusió Social convocado por el Ayuntamiento de Barcelona y Dotopen.

En el mundo hacen falta aplicaciones de este estilo para ayudar a personas necesitadas, por ejemplo a encontrar vivienda, dar uso social a los excedentes del comercio, ayudar a familias monoparentales a combinar familia, maternidad y trabajo, combatir el fracaso escolar y poder combatir, a través de herramientas, la violencia de género.

apps per la inclusio social

La convocatoria de esta cita se abre el 24 de abril y va dirigida a todos los creadores de aplicaciones, programadores y personas con propuestas para ayudar a solucionar alguno de los retos que planteamos para resolver problemas que acrecentados por la crisis, parecen difíciles de solucionar. La idea es encontrar las respuestas útiles suficientes en forma de aplicaciones para mejorar la calidad de vida de muchos ciudadanos que actualmente lo están pasando verdaderamente mal.

En el terreno de la educación sería bueno encontrar aplicaciones que ayuden a los estudiantes a motivarse, a encontrar el área que les interese para poder tomar decisiones informadas sobre su futuro profesional y hacer que recuperen la ilusión por el aprendizaje. Con ello podremos reducir poco a poco la tasa de abandono escolar.

Pero la educación no es el único terreno donde se pretende actuar; también se persigue la reducción de la tasa de alimentos desechados cada año, así se buscan soluciones para que, a través de aplicaciones se puedan redistribuir de forma segura esos alimentos a personas necesitadas y que pequeñas y grandes empresas participen en esta labor.

La igualdad es otro de los temas claves perseguidos, y la conciliación de familias monoparentales con trabajo y maternidad.

En cuanto a la vivienda, otro tema delicado, se anima a crear aplicaciones que ayuden a proporcionar un mecanismo seguro para la distribución del espacio de alojamiento disponible y ayudar a los propietarios y solicitantes a llegar a un acuerdo.

No queda nada para abrir esta convocatoria, para facilitar la participación de todos los desarrolladores, programadores y personas con grandes ideas, la organización estuvo presente en un hackathon centrado en la innovación social que se celebró durante los días 3 y 4 de abril, también en Barcelona, que últimamente parece la capital de la tecnología.