Batería de litio y oxígeno capaz de almacenar 5 veces más energía que las actuales

Las baterías que utilizan en la actualidad los dispositivos móviles tienen el gran problema de la limitación de energía que son capaces de almacenar en su interior. Ahora este problema podría desaparecer con la llegada de una nueva batería de litio y oxígeno en la que están trabajando y que permite almacenar 5 veces más energía que las actuales.

Cuantas veces habremos maldecido al darnos cuenta que nuestro smartphone o tableta se ha quedado sin batería. Los fabricantes suelen indicar que pueden llegar a durar muchas horas, incluso días, pero claro, esta información no es del todo cierta ya que depende del uso que le demos a nuestro terminal. Para solucionar este problema, los fabricantes intentan utilizar baterías cada vez más grandes, como el Oukitel K10000, pero a la larga, el problema persiste. La solución es conseguir un nuevo sistema que ofrezca una mayor capacidad de almacenamiento de energía que la que ofrece el actual sistema de Ión – Litio y parece haberse conseguido por medio de una batería de litio y oxígeno que parece ofrecer la capacidad de almacenar hasta cinco veces más energía que las actuales.

El litio sigue siendo el elemento más utilizado

Batería de litio y oxígeno
Fuente: mobilenetworkcomparison

Las actuales baterías utilizan el ión litio como principal elemento, a pesar de ofrecer muchos problemas, pero el resto de alternativas planteadas, se han ido descartando paulatinamente debido a su elevado coste de producción.

Ahora, el proyecto del diseño de una batería de litio y oxígeno podría ser la solución definitiva a esta situación. Este proyecto confía en que el litio aún puede ser muy aprovechable, lo único es encontrar el mecanismo necesario para sacarle mayor partido.

Funcionamiento de las baterías de litio y oxígeno

1 Reaction cycle
Fuente: publico

Uno de los principales problemas de este tipo de baterías, está en la creación peróxido de litio, una sustancia que va bloqueando poco a poco los poros del electrodo, lo que se traduce en una reducción de su eficiencia terminando teniendo al final que sustituirla. La solución estaría en la posibilidad de disociar el litio y el oxígeno, pero es un proceso muy costoso en términos energéticos, de ahí que muchos proyectos busquen eliminar el litio de la ecuación.

La solución en este caso estaría en la producción de superóxido de litio en vez de peróxido de litio, algo muy inestable pero que según las últimas publicaciones, parece que se ha podido estabilizar este proceso utilizando un cátodo de grafeno.

A pesar de sus buenos resultados, los científicos hablan de que aún tendrán que pasar muchos años hasta que esta nueva tecnología forme parte de nuestra vida, aunque el sector del automóvil podría ayudar a que este tiempo sea menor del previsto, ya que podría ser el causante de un fuerte empujón para el despegue definitivo de los coches eléctricos, debido a que la mayor autonomía que proporcionaría las baterías de litio y oxígeno.

Baterías más resistentes frente al frío y a las altas temperaturas

Batería de litio y oxígeno beneficioso para los coches
Fuente: 20m

Son muchos los factores que afectan al rendimiento de las baterías, aunque algunos de ellos son mitos que han circulado de boca en boca sin ninguna base científica aparente. Entre los factores que si influyen en su rendimiento, nos encontramos las altas temperaturas que podría hacer que la batería acabase explotando.

Aunque por sí solo, las baterías de ión – litio no es un material inflamable, en determinadas situaciones si que puede ocurrir que acaba explotando. Si la batería se somete a una elevada temperatura durante mucho tiempo, puede producirse deformaciones y daños importantes. Para evitar esto, lo que se está buscando es una batería que sea capaz, de forma autónoma, en apagarse en caso de sobrecalentamiento, y que una vez se haya enfriado, se vuelva a activar.

Por otro lado, también tenemos las situaciones de frío extremo. En este sentido, también se está llevando a cabo un estudio con otro tipo de baterías que incorporarían un sistema calefactor capaz de calentar la batería cuando en el exterior la temperatura bajase de un determinado rango. De hacerse realidad este proyecto, el sector automovilístico podría beneficiarse ya que por culpa del frió muchas baterías acaban descargándose.

Para los que estén interesados en conocer más información sobre esta nueva batería de litio y oxígeno, os dejamos el siguiente vídeo publicado por el usuario Space and science donde se habla sobre este avance tecnológico.

Son ya muchas las alternativas que están en fase de desarrollo para mejorar la autonomía de los smartphones, tabletas y demás dispositivos. Esperemos que finalmente esta nueva batería de litio y oxígeno sea la definitiva para que las personas podamos vivir sin tener que depender de un cargador. ¿Pensáis que puede ser este proyecto el definitivo o pensáis que será otro más que se suma a ya una amplia lista? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios.

Podéis ver más información sobre esta batería de litio y oxígeno en el portal Nature.