El bus de campo aún no ha llegado a su fin

La automatización industrial, que incluye no únicamente la automatización de procesos o plantas industriales, sino también el control de acceso, la supervisión remota de instalaciones, etc., es uno de los sectores con mayores perspectivas de crecimiento para los cables de datos. Y en este punto nos enfrentamos a tres posibilidades que hoy en día se reparten el mercado: bus de campo, Ethernet industrial y redes inalámbricas.

Si bien para el 2016 el crecimiento del Ethernet industrial experimentó un espectacular incremento, según el número de nodos nuevos instalados, el bus de campo continúa siendo líder en este nicho con cerca del 60% de la cuota mundial. Ante este panorama, ¿qué cabe esperar en el futuro de las redes industriales?

El bus de campo como opción preferida entre las redes industriales

Por el momento, los datos de 2015 y 2016 hablan por sí solos y aún demuestran que la instalación de nuevos nodos que integran el bus de campo es todavía la opción preferida por casi el 60% de los técnicos instaladores de procesos automatizados a nivel industrial. Además de ello, su tasa de crecimiento anual continúa siendo del 7%. La principal razón que puede explicar este hecho la encontramos en que el bus de campo es un sistema consolidado que ya ha estado aplicándose a la automatización y el control industriales desde hace años, es decir, se trata de un sistema de transmisión de datos conocido por los usuarios y que ha estado dando muy buenos resultados hasta la fecha.

Por otra parte, su simplicidad a la hora del cableado permite reducir considerablemente los costes frente a antiguas alternativas de redes industriales existentes (como MAP). Cada componente de un bus de campo tan solo necesita un cable de bus para la conexión con los diferentes nodos, lo que puede llevar a suponer un ahorro de 5 a 1 en el coste total del cableado. Esto también aporta mayor flexibilidad para diseñar el sistema y simplifica el mantenimiento del mismo.

Entre los diferentes cables de bus que encontramos en el mercado, destaca PROFIBUS con más del 15% de las ventas a nivel mundial. Por detrás, le siguen Modbus y CC-link. Europa y Oriente Medio son los dos continentes donde PROFIBUS domina el mercado, aunque PROFINET es el cable de datos que mayor tasa de crecimiento está experimentando.

Crecimiento imparable de Ethernet industrial

Aunque el bus de campo es todavía la opción preferida por los usuarios a nivel industrial, la aplicación de redes Ethernet industrial está sufriendo una subida mucho mayor que en los últimos años con una tasa de crecimiento anual de en torno al 20%, ocupando ya casi el 40% de la cuota del mercado mundial. Si esta tasa de crecimiento se mantiene en las próximas décadas, es de esperar que alcance pronto al bus de campo y ambas redes terminen repartiéndose el pastel. Entre los cables Ethernet industrial, EtherNet/IP domina de momento las ventas, seguido por PROFINET.

Las tecnologías inalámbricas han llegado para quedarse

Actualmente, las redes inalámbricas aplicadas a la automatización y el control industriales únicamente representan el 4% del mercado mundial de redes industriales. Sin embargo, algo nos dice que han llegado para quedarse y abrirse camino con el paso de los años, ya que abren nuevas arquitecturas de automatización. WLAN y Bluetooth son las más redes inalámbricas más utilizadas hasta la fecha por la industria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here