CEO o fundador: ¿cuáles son las principales diferencias?

Seguro que te ha pasado que cuando averiguas información acerca de una startup, lees que alguien se describe como “CEO o fundador” de la empresa, como si fueran la misma cosa y no hubiera diferencia entre ambos puestos. Evidentemente, no se trata de una cuestión que abarca solo a las palabras sino también a lo que nosotros hacemos como parte importante de la firma, y por eso queremos enseñarte las diferencias entre ambas posiciones.

¿CEO o fundador?

El caso es que desde que tomamos el Silicon Valley como la meca de las startups y empresas de todo el mundo, el concepto de un CEO o fundador se ha visto modificado de forma tremenda, incorporando la figura del primero de ellos. Por supuesto, la del segundo existe casi siempre dese que la compañía toma vida, y no es más que un título que indica quien fue el autor de la idea. ¿Pero todos los fundadores se desempeñan como CEOs?

CEO o fundador
Pixa Bay

Alfonso Zumárraga, fundador y CEO de Wanna Chef.com y especialista en este campo, ha remarcado en recientes entrevistas acerca de la dicotomía entre CEO o fundador, que si bien ambos “son términos comúnmente confundidos en la actualidad. Ambos son parejos y muchas veces ambos roles recaen en la misma figura, pero no siempre es así o debe ser así”.

El fundador es el visionario, es quien observa el mercado y encuentra la oportunidad. El fundador tiene vocación de inventor y por tanto su espíritu quiere cambiar el status quo y evolucionar la sociedad en la que vive. El CEO tiene alma directiva y ejecutiva. Para él la idea muchas veces puede ser lo de menos. Su motivación radica en transformar la idea en realidad empresarial”.

Como podrás ver, en esto de diferenciar entre ser CEO o fundador, probablemente si te ha tocado estar en el limbo entre ambas posiciones notarás que si piensas solo con la pasión, sigues siendo aquel fundador soñador, y cuando te riges por la razón y la frialdad, te has convertido en todo un CEO, por eso es importante contratar a alguien si no tenemos esta capacidad de diferenciar ambas situaciones por el bien de nuestra empresa.