Claves de las relaciones públicas de tu startup

En la actualidad, las estadísticas de consultoras internacionales señalan que en todo el mundo existen más de 30 startups que han logrado superar una valuación de un millón de dólares. Ubicadas la mayor parte de ellas en los Estados Unidos, Europa y China, los expertos coinciden en lo clave que resulta mantener buenas relaciones públicas para el éxito de nuestro emprendimiento.

Actitud boy scout

Uno de los principales elementos que debemos tener en cuenta para que nuestras relaciones públicas sean productivas tiene que ver con la actitud. La cuestión en estos casos es estar “siempre listos”, lo que tiene que ver con tener cubiertos todos los aspectos del emprendimiento, ya que si hay puntos flojos, nadie se va a interesar en tu producto o servicio.

Emprendimiento relaciones públicas

Identidad definida

Cuando hayas determinado que tu startup está lista para abrirse al mundo, el siguiente paso tiene que ver especialmente con intentar establecer una identidad por la que comencemos a ser reconocidos en el ámbito en que nos movemos. Hay que saber qué nos diferencia de la competencia, y qué hacemos que los demás no.

Compartir nuestra experiencia

Ya establecidos los parámetros anteriores, nuestras relaciones públicas tienen que comenzar a apostar por dar a conocer la historia del emprendimiento que defendemos. Tenemos que mostrarle a la prensa y los medios todo lo que hemos trabajado, y por qué podemos ofrecer cosas distintas al público. En síntesis, enseñar el camino a quienes nos difunden.

Un CEO bien marcado

Además, en esto de las relaciones públicas de una startup, tampoco podemos dejar de lado la importancia que tiene un CEO o fundador a final de cuentas. Es quien trabaja sobre la imagen de la empresa, marca y cultura, y es casos normales, la persona que más tiempo debe dedicarle al emprendimiento.

Aprovechar las redes sociales

Finalmente, más que nada en estos tiempos tan especiales por la difusión de contenidos y servicios a través de las redes sociales, plataformas como Facebook, Twitter o Instagram no pueden faltar como canales de interacción con nuestros clientes y usuarios.