Cómo hacer una estrategia básica SEO para pequeños negocios

Quizá hayas leído por ahí que el SEO es una forma muy barata de conseguir muchísimos usuarios. Te dirán que, al fin y al cabo, aparecer en Google es gratis. Pero lo cierto es que aparecer en la primera página de Google está lejos de serlo. En muchos casos, especialmente si la competencia es baja, algo bastante raro por cierto, puede ser cierto que lo puedes conseguir tú sin pagar un servicio SEO, pero lo que es seguro es que tendrás que invertir cierta cantidad de tiempo y trabajo, y en los negocios el tiempo es dinero.

Pero esto no quiere decir que una pequeña empresa no deba preocuparse por el SEO y tratar de implementar una estrategia. Aquí te damos una guía muy básica de cómo hacerlo.

Investiga las palabras clave

Aunque creas que las conoces  por intuición, no está demás comprobarlas en el planificador de palabras clave de Google Adwords. Hazte un listado con las palabras que aparezcan con más búsqueda y añádele variaciones relacionadas con tu situación geográfica si tiene sentido hacerlo. Después, trata de organizarte para que tu web tenga una página específica para cada palabra clave importante.

Decide qué hacer con el resto de palabras clave

Lógicamente no puedes tener una página para cada palabra clave, porque habrá algunas que serán demasiado parecidas. Aquellas que sean similares a una palabra clave principal, debes tratar de introducirlas en la página correspondiente. Las que no, pueden dar pie a un buen post para tu blog.

Planifica bien tu blog

El blog debe ser un componente importante de tu estrategia SEO. En general hay tres objetivos principales respecto a los posts de blogs: los que se centran en una palabra clave, los que tratan de ofrecer información relevante a los usuarios atrayendo tráfico de forma natural y los que tienen la intención de conseguir links entrantes. Por supuesto, lo ideal es que cada post en el blog tenga un poco de los tres.

Es importante que pienses sobre qué vas a hablar en el blog. Cuando lo hagas, no te centres solo en el SEO. Un blog es una forma de comunicarte con los visitantes, así que también puedes hablar de algunos temas, menos valiosos para el SEO, pero que te permitan actualizar con asiduidad. Piensa que necesitas un blog en el que siempre puedas escribir algo y no te veas obligado a forzarte a escribir por escribir.

Links externos

Una de las bases del SEO son los links externos. Según Google, lo más importante es la calidad del contenido, pero lo cierto es que, por el momento, la experiencia dice que los links son al menos igual de importantes.

Conseguir links de sitios externos cuesta dinero. Hay dos enfoques principales: 1) Crear contenido original al que otros quieran poner un link, algo que es bastante difícil para un pequeño comercio, porque generalmente los usuarios ponen links a informes sobre sectores concretos que se publican tras una investigación y mucho trabajo o 2) comprar los links. Todos los buscadores desaconsejan esta segunda práctica y sin embargo, la mayoría de expertos SEO lo hacen.

Establece un presupuesto

Como toda estrategia de negocios, esta debe tener un presupuesto y unas horas de dedicación. Fija estos parámetros y revísalos según los resultados, pero ten en cuenta que estos tardarán unos meses en aparecer.

Además de hacerlo tú mismo, puedes contratar un servicio SEO o a alguien que te ayude con parte o todas estas actividades. Hay precios para todos los gustos, pero la calidad es importante. Si necesitas financiación para empezar con tu estrategia SEO, puedes informarte sobre diferentes posibilidades para obtener dinero prestado en Matchbanker.

Comprueba los resultados

Establece también una pequeña rutina de monitorización para que veas cómo está funcionando tu plan y puedas reajustarlo con el tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here