Cuatro de cada diez españoles están dispuestos a pasarse a la cesta de la compra online

El hecho de comprar por Internet está cada vez más implantado en las rutinas de los españoles, los cuales ya vemos como normal el reservar nuestras vacaciones de forma online, o comprar las entradas para conciertos o eventos deportivos a través de Internet. Aún queda bastante para que cale en todos nosotros ya que, en la actualidad, solo dos de cada diez personas sabe hacer una compra en tiendas online de principio a fin. Sin embargo, cuatro de cada diez españoles están dispuestos a convertir su cesta física en compra online, según el informe “Comercio Conectado” que ha desarrollado la consultora Nielsen.

De esta manera, la suma de los compradores online, tanto existentes como potenciales, supera ya a la de los consumidores que ni en futuro se ven haciendo la típica compra a través del ordenador o sus dispositivos móviles, que no llega al 50%.

Para una compra online es fundamental la confianza

Uno de los mayores escollos del ecommerce de gran consumo desde la óptica de los clientes tiene que ver con el producto fresco, ya que es una de las categorías con mayor volumen de compra y por tanto clave para transformar la compra online en algo rutinario. El miedo a que los productos adquiridos a través de una tienda online no cumplan las expectativas deseadas, es uno de los grandes obstáculos a la hora de ejecutar una compra mediante un ecommerce, de ahí la importancia de poner a la disposición del usuario soluciones que le ayuden a resolver sus problemas.

En este sentido, tres de cada cuatro consumidores afirman que se animarían a comprar productos frescos online si el comercio aceptase la devolución del importe si el producto recibido no cumple con sus expectativas, o incluso tener la opción de, si esto pasase, su próxima compra le saliese totalmente gratis.

De igual modo, proporcionarle al consumidor una descripción detallada de cada uno de los productos con sus valores nutricionales y su origen, es una muy buena idea para más de un 70% de españoles; al igual que permitir decidir en la compra características sobre el producto, es decir, plátanos un poco verdes, tomates maduros, una variedad concreta de mandarina, etc.

La entrega debe ser exacta

gráfico sobre cómo quieren recibir su compra online los españoles

Más allá del producto fresco y cómo encajarlo en la cesta online, hay otros aspectos en el proceso cuyas mejoras o incentivos ayudarían a que dichos consumidores predispuestos a iniciarse en hacer la compra por Internet, la abracen definitivamente. Se trata de la entrega del pedido.

Y es que si bien, la decepción de recibir lo no deseado era uno de los mayores temores del consumidor, el segundo podríamos decir que es el de que llegue a casa en un momento que no haya nadie, o que el horario de entrega no se ajuste a su agenda. También preocupan otros aspectos del transporte como el incremento en el coste de la compra, o la subsanación rápida de errores en las entregas.

Por esto, más de un 70% de los consumidores valora muy positivamente el hecho de poder reservar en franjas de tiempo de entrega mucho más ajustadas, con un intervalo por ejemplo de media hora, y no de dos horas. Algunos incentivos comerciales también están muy bien vistos, como ofrecer entrega gratis a partir de un importe mínimo o en días concretos de la semana. También ayudaría que el transportista le solucionara en el mismo día una entrega incorrecta, de tal modo que no tenga que esperar al día siguiente (ni tenga que ir él mismo a recogerlo) para poder disfrutar del artículo(s) que solicitó y que no recibió por error u omisión.

Gustavo Núñez, director general de Nielsen España y Portugal, afirma: “es mucho mayor el porcentaje de españoles que prefieren la entrega en casa a la recogida en tienda cuando hacen la compra online. Este pedido a domicilio supone grandes retos para el distribuidor que tiene que adaptarse a un comprador que lo quiere rápido, fácil, gratis, ajustado a sus horarios y estilo de vida y, por supuesto, sin errores. Y si los hubiera, quiere una solución rápida, fácil y que no le traiga dolores de cabeza, ni costes adicionales. No olvidemos que cuando compramos online compramos tiempo. Con el ecommerce el valor de la confianza alcanza su máxima expresión, ser fiable puede marcar diferencias“.

Sobre el informe

El informe internacional “Comercio conectado” se realizó entre el 31 de octubre y el 18 de noviembre de 2016 con la participación de 30.000 consumidores online de 63 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte.

La muestra está segmentada en cada país por edad y sexo en función de sus usuarios de Internet y tiene un margen de error máximo de ± 0.6%. Este informe de Nielsen se basa en el comportamiento de los consumidores con acceso a Internet.

Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un baremo mínimo de penetración de Internet del 60% o de 10 millones de usuarios para su inclusión en la encuesta.

Espero que te haya gustado este artículo sobre la confianza en la compra online en España. Ya sabes, si te ha resultado útil, compártelo en redes sociales con todos tus contactos. ¡Nos leemos!

Dejar respuesta