-

Consejos para elegir el mejor alojamiento para tu página Web

Montar una página web es una tarea que requiere tiempo, preparación y, sobre todo, una buena infraestructura. Esto último es algo que suele pasarse mucho por alto, y eso que saber escoger un buen hosting resulta esencial para que una web pueda crecer y extenderse entre el público.

Por eso, hemos decidido brindarte una serie de consejos. No todo el mundo sabe cómo escoger un buen hosting a día de hoy y, aunque cada vez es más fácil dar con la propuesta adecuada, hay que saber qué buscar y qué exigir a la hora de dar el paso de la contratación.

Sigue leyendo si quieres conocer los consejos para escoger el mejor alojamiento para tu web. Una información para la que partimos del apoyo de los datos y detalles que hay en esta web especializada en comparar hostings. Con su ayuda, y con lo que vamos a contarte, tendrás de sobra.

Las claves para escoger el mejor hosting

¿Quieres contratar el mejor hosting? Pues solo tienes que seguir las recomendaciones que te vamos a ofrecer a continuación. Sin duda alguna, los consejos que vamos a ofrecerte son las claves perfectas para dar con el hosting perfecto.

Cuestiones como seguridad, atención al cliente, disponibilidad y un largo etcétera que no tienen por qué saberse de antemano, pero que aquí nos encargamos de repasar. Presta mucha atención y toma nota, esto te interesa mucho.

Dominios disponibles y subdominios

Si vas a montar más de una web, es muy importante conocer de antemano si el hosting permite alojar varios dominios y subdominios al mismo tiempo. Imagina que, por ejemplo, además de la web principal, quieres montar también una tienda online que esté vinculada a esta. Si no cuentas con varios dominios y subdominios, es imposible hacerlo.

Por eso, si tienes en mente diversificar un poco, esto es lo primero que debes consultar a la hora de contratar el hosting. Eso sí, a mayor disponibilidad en este sentido, mayor precio a pagar.

Cuentas de e-mail

Un hosting no sirve solo para tener una web, también suele ofrecer direcciones de correo corporativas. Son lo que usarás para comunicarte con posibles clientes y para dar a los miembros, o a trabajadores, un rol más marcado y vinculado a su actividad en la web en cuestión.

Piensa en las expectativas que tienes con tu proyecto y, en base a eso, echa un vistazo a cuántas direcciones de correo se te permite tener en el host. Si se quedan cortas, es posible que tengas que buscar otra opción más amplia, y también probablemente más cara. El correo corporativo es totalmente imprescindible.

Espacio a tu disposición

¿Cómo de grande va a ser tu página web? ¿Vas a empezar con un blog chiquitito o tienes claro que vas a montar un proyecto de gran envergadura? Si te lanzas a esto último, el hosting debe contar con bastante espacio disponible para los ficheros y todo el contenido que haya en la web.

Si vas a tener mucho tráfico, si se va a alojar mucho contenido multimedia… Todo eso hay que valorarlo antes de dar el paso. Aunque, por suerte, la mayoría de hostings y servidores actuales ofrecen la posibilidad de ampliar el espacio según la necesidad del cliente. Esto es importantísimo si no quieres problemas o limitaciones a la larga.

Sistema de backups

Un hosting seguro es aquel que ofrece a su propietario la posibilidad de hacer copias de seguridad periódicamente. Imagina que, por un momento, un fallo colapsa la web y esta se rompe por completo en su versión actual. ¿Cómo poder recuperarla? En efecto, con un buen backup o una copia de seguridad.

Revisa, entre las características del hosting, las copias de seguridad que este realiza y la frecuencia con la las hace. Te conviene algo que sea frecuente y que tenga espacio para muchas ya que, de lo contrario, la página web puede quedar expuesta y totalmente desprotegida. Todo se puede ir al traste de un día para otro si no hay backups.

¿Cómo es el servicio técnico?

En un hosting, el servicio técnico no puede tener margen de error. Necesitas contar no solo con buenos profesionales, sino también con personal que esté disponible durante todo el día. Piensa que internet no cierra sus puertas, y que los fallos pueden suceder a cualquier hora, sin importar festivos.

Cualquier caída de servidor o problema en tu web puede provocar un descenso del tráfico, mala imagen para el negocio o incluso derivar en situaciones graves para el proyecto que estés desarrollando. Por eso, absolutamente imprescindible que el servicio técnico sea perfecto.

Recuerda que no hay buena web sin buen hosting. Esta parte del portal no puede fallar por nada en el mundo; pero, si haces caso de nuestros consejos, te aseguramos que no fallará.

Lo último...