DeepL, el traductor gratuito que llega para desbancar a Google

Son muchas las personas que acuden cada día a Internet para traducir algún texto que han encontrado en otro idioma, normalmente en inglés. Lo más habitual es acudir al traductor de Google, pero esto podría cambiar gracias a DeepL, la nueva herramienta gratuita de traducción automática que ha llegado al mercado y que asegura ofrecer mejores resultados que cualquier otro traductor en línea, y todo ello gracias a su sistema de redes neuronales.

Traducciones de mejor calidad

Está claro que hoy por hoy, ninguna traducción automática es perfecta. Es habitual encontrarnos errores, aunque el paso del tiempo ha hecho que estas sean cada vez mejores. La herramienta de Google ha mejorado mucho desde su lanzamiento, consiguiendo que las traducciones sean más exactas entre los diferentes idiomas. A pesar de esto, DeepL asegura que sus traducciones pueden llegar a ser más naturales y similares a como la traduciría una persona. Las pruebas realizadas nos han ofrecido muy buenos resultados, aunque también hemos detectado pequeños fallos que a buen seguro serán corregidos en versiones posteriores.

Entre los pequeños fallos que nos hemos encontrado, nos ha llamado la atención como este traductor no funciona bien cuando en una palabra escribimos varias letras seguidas en mayúsculas. Ahí se hace un pequeño lío dejando la palabra tal cual la habíamos escrito, incluso fallando la detección automática del idioma. Esto no ocurre con el traductor de Google.

¿Cómo funciona DeepL?

Al igual que ocurre con sus competidores, el traductor DeepL funciona mediante el uso de inteligencia artificial. Para conseguir tan buen nivel en las traducciones, el proyecto construyó en Islandia un superordenador que ocupa actualmente el puesto 23 dentro de la clasificación de los 500 más potentes del mundo. Según miembros de la empresa, este equipo tiene la capacidad para procesar más de un millón de palabras por segundo.

El funcionamiento de este traductor es similar al de Google. El usuario puede escribir el texto que quiere traducir o bien copiar y pegar el texto. Es capaz de trabajar con 42 combinaciones de idiomas, entre los que nos encontramos el español, inglés, alemán o polaco. Aún está muy lejos de la amplia variedad de idiomas que ofrece Google, donde prácticamente nos encontramos todos los del planeta. Cabe decir, que la efectividad de su resultado varía dependiendo del idioma elegido.

Una de las pegas que nos hemos encontrado, es que por el momento no permite la traducción de páginas webs completas, cosa que sí ofrecen algunos de sus competidores. Aquí hay que romper una lanza en su favor, ya que DeepL ha sido lanzado hace pocos días y seguro que el equipo de desarrollo tiene en mente añadir nuevas funcionalidades con el paso del tiempo. Eso sí, y como no podía ser de otra forma, su web está optimizada para poder ser utilizada desde cualquier dispositivo móvil.

También hay que destacar la función que ofrece para elegir alternativas a las palabras traducidas si pulsamos sobre una palabra, una función muy parecida a la que ofrece Google.

Habrá que estar muy atentos a la evolución de DeepL para ver si realmente es capaz de plantar cara a la herramienta de la todo poderosa Google, pero por lo poco que lo hemos utilizado, puede ser una alternativa muy válida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here