Diseño gráfico con publicidad subliminal ¡Cuidado con lo que haces!

Probablemente los diseñadores gráficos que se orientan al mundo de la publicidad estén más que convencidos de que el sexo vende, y que lo hace siempre. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con explotar esa idea en el sentido subliminal, porque hacerlo puede acarrear consecuencias legales, tanto para el creativo que los ha diseñado como para la propia marca. Y es que aunque no se sepa demasiado en el ámbito del consumidor, porque los abusos de las grandes marcas están a la órden del día, y les compensa pagar las multas con tal de llamar la atención en las campañas, en realidad hay que prestar atención a la hora de crear anuncios gráficos que impliquen publicidad subliminal.

Pero por si acaso crees que vamos demasiado deprisa, y aún estas por el concepto en sí mismo de publicidad subliminal, te contamos qué es a base de un ejemplo que he publicado en nuestro blog de marketing, OpenAds, acerca de la publicidad subliminal de Subway.

publicidad-subliminal-3

Pero como ese hay cientos de ejemplos, y aunque es verdad que que haya varios tiende a crear una especie de norma no escrita que lo permite, pero cabe recordar a cualquiera que se dedique a este mundillo, que la publicidad subliminal, al menos en España, y en buena parte de los países del mundo, está prohibida por ley, y hacerla supone enfrentarse a duras sanciones. Y solo por el hecho de lo que se puede ganar, pero también perder en cuanto a credibilidad del propio diseñador, casi es mejor no meterse en saraos. ¿No crees?