Dispositivos Wearables: El futuro del CRM

Cada vez es más común ver a gente por la calle como luce sofisticadas pulseras y demás complementos electrónicos. Así es, la era del Wearable ya está aquí, y cómo no, debemos aprender a sacarle partido como a cualquier otra tendencia.

wearables
Fuente: ForceManager

 

Muchos apostaban a que los Wearables no encontrarían su nicho de mercado, y que sería una tendencia ocasional con utilidad meramente recreativa. El tiempo, sin embargo, está demostrando lo contrario, ya que en 2015 se prevé un crecimiento de las ventas de los mismos de aproximadamente un 150%, con visiones de que ésta cifra aumente en los años próximos.

Así es, éstos complementos han llegado para quedarse, el crecimiento de aplicaciones disponibles ha aumentado desorbitadamente: a finales de 2014 el número de aplicaciones para estos dispositivos rondaba las 2.500; en Abril de este mismo año se contabilizaron mas de 3500 y se estima que para el 2019 este número ronde las 300.000 apps. Si a esto le sumamos un aumento de las prestaciones y la maduración de la calidad por parte de los fabricantes, tenemos una bomba de relojería que debemos explotar a la hora de relacionarnos con los consumidores.

Los datos del consumidor

Actualmente los datos utilizados en el marketing digital los obtenemos de medios sociales o herramientas como Google Analytics, pero dicha información es imprecisa ya que se basa en estadística, o puede provenir de acciones ocasionales que no revelan realmente los hábitos de los consumidores.

La minería de datos viene a poner solución a este problema: utilizando técnicas basadas en BigData podemos conseguir información mucho más precisa sobre lo que los consumidores realmente quieren. La explosión de los smartphone ha sido sin duda un gran propulsor para lanzar estas técnicas, ya que obtenemos datos mucho más precisos que predicciones estadísticas o meras publicaciones en redes sociales: horarios, ubicaciones, rutinas…

Los dispositivos Weareables vienen a ser un complemento con gran potencial para apoyar a estas tendencias: nos permiten indagar más aún en los hábitos y estilo de vida de nuestros clientes, lo que nos da pié a desarrollar un marketing mucho más efectivo. Esto es debido a que el consumidor tiene un acceso mucho más directo a la experiencia digital que ofrecen los dispositivos convencionales, ya que tan solo con mirar a la muñeca o activar un comando de voz podrá acceder a su smartwatch o smartglasses.

La relación con el cliente

La nueva información que podemos recopilar mediante este tipo de dispositivos dará un vuelco tremendo a la manera en relacionarnos con nuestros clientes. La personalización y la geolocalización permiten a las compañías aprender sobre sus consumidores en tiempo real, lo cual brinda la oportunidad de ofrecer los productos que mas se amolden al estado en el que se encuentra. Por ejemplo, podemos mandarle ofertas difíciles de rechazar debido a la información que tenemos: sabemos que nuestro cliente se ha ido de vacaciones con su familia y están buscando un plan para hacer el día siguiente, y le enviamos una oferta en un parque de atracciones para toda la familia y que se encuentra a pocos kilómetros de el.

La diferencia con los smartphones reside en la facilidad de uso, ya que si un cliente va a la playa piensa en llevarse su teléfono de 600€, pero si dispone de un reloj sumergible y resistente que no se separe de su muñeca no tendrá ningún inconveniente. De la misma manera, si el consumidor está haciendo deporte no tendrá una interacción intensa con su smartphone, pero si lleva puesta una smartband que le facilite la interacción con el mundo digital seguirá generando datos a tiempo real.

Como toda tecnología, su futuro es incierto y pese a los datos estadísticos, no sabemos el impacto que puede tener en unos años. Lo que si sabemos es que actualmente está en plena expansión y podemos sacarle gran partido si se exprime de manera correcta.

¿Qué opináis sobre el CRM en los Wearables?