El proyecto Polaris asegura cargar las páginas web un 34% más rápido

El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha anunciado que ha desarrollado un código que ayuda a mejorar la velocidad de carga de las web hasta un 34% más rápido sin necesidad de utilizar ningún tipo de compresión de datos. Estamos hablando del proyecto Polaris e intentaremos explicaros cómo funciona en la entrada de hoy.

Hay ocasiones en las que estamos navegando por alguna página web y el tiempo que transcurre hasta que se muestra toda la información es eterno. Esto puede ser debido a una mala conexión a Internet o bien problema de ese portal, que no esté optimizado para servir la página solicitada de la forma más rápida posible. Este problema de velocidad puede causar muchos problemas a los negocios, ya que los usuarios suelen abandonar el sitio ante la imposibilidad de ver su contenido. Para ayudar a combatir este problema, ha nacido el proyecto Polaris que asegura conseguir velocidades de carga más rápidas sin tener que tocar el código de la web.

Mejoras en la velocidad hasta un 34%

proyecto polaris para cargar la web mas rapida
Fuente: staffcreativa

El proyecto Polaris ha sido desarrollado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en colaboración con el Laboratorio de Inteligencia Artificial (CSAIL) y la Universidad de Harvard, una herramienta que según sus creadores ayudará a reducir el tiempo de carga de una web hasta un 34% sin necesidad de tocar la programación, algo impensable hasta la fecha.

El concepto empleado en el proyecto Polaris rompe con la línea seguida en otros estudios similares, en los que se buscan formas para optimizar el código del sitio y reducir el tamaño de la respuesta por medio del uso de complejos algoritmos de compresión.

Pero en este caso, el estudio ha seguido un curso totalmente diferente, desarrollando un código que es capaz de analizar cada sitio y determinar el orden más adecuado para descargar cada uno de los elementos que forman parte de la respuesta sin que afecte negativamente al usuario. Es decir, busca conseguir reducir el número de peticiones realizadas hacia el servidor donde está hospeda la web para que se muestren todos los elementos que forman parte de la misma y sin tener que cambiar nuestra conexión web.

¿Cómo funciona el proyecto Polaris?

poryecto polaris - esquema de funcionamiento
Fuente: MIT

La complejidad de los actuales sitios hace que los navegadores web tengan que ir cargando los contenidos de forma casi secuencial para evitar posibles errores, pero mediante este nuevo desarrollo, esto ya no será necesario.

Para conseguir mejorar este aumento en la velocidad de carga, Polaris lo que hace es realizar un gráfico de dependencias que señala que recursos son los que hay que descargar y de que manera hacerlos para que todo funcione correctamente. De este modo, los navegadores no tienen que ir cargando los contenidos secuencialmente, sino que podrían realizar cargas simultáneas sin dejar de lado las dependencias existentes. De esta forma, no es necesario comprimir los contenidos, lo que se traduce en una pérdida de calidad, tal y como ocurre con los formatos de las imágenes.

Si finalmente este proyecto ve la luz, además de los usuarios, aquellos negocios dedicados a la venta de productos online también se beneficiarían de este aumente en la velocidad de carga, ya que cuanto más rápido carga un sitio, más probabilidades hay que un usuario realice una compra en él. Por poner un ejemplo, desde Amazon se estima que por cada 100 milisegundos de retraso, sus beneficios se ven perjudicados en un 1 por ciento, lo que se traduce en varios millones de dólares.

Sus creadores opinan que esta nueva tecnología, a diferencia de otras que buscan comprimir la información para reducir el tamaño de la llamada o limitar el número de peticiones realizadas al servidor, si que tendría verdadero potencial para reducir los tiempos de carga, sobre todo en aquellas páginas web complejas con miles de objetos JavaScript.

De ofrecer realmente esta sustancial mejora en la velocidad de las páginas visitadas, los distintos browser del mercado deberían estudiar de implementar ese código en sus aplicaciones para que todo el mundo se pudiera beneficiar de ello.

A pesar de esto, tampoco hay que olvidarse que la mejora en las redes de comunicación y la llegada de nuevas tecnologías que ofrecen mayores velocidades a la hora de navegar por la red, como son la fibra óptica o la futura red 5G, también ayudará a que la carga sea mucho más rápida.

Hasta ver si realmente se llega a implementar el proyecto Polaris en la vida real, los usuarios podemos llevar a cabo determinadas tareas que nos pueden ayudar a mejorar la velocidad de carga de nuestra página web. Una de ellas es hacer uso de CloudFlare que ofrece DNS gratis, cuyo funcionamiento se explica en el siguiente vídeo publicado en Youtube por el usuario K3bone.

¿Qué os parece este código que han desarrollado en el MIT? ¿Pensáis que puede tener futuro?

Podéis ver más información sobre el proyecto Polaris en la página del Instituto Tecnológico de Massachusetts.