Elegir mal tu tarifa de móvil puede suponer pagar mucho más al final de mes

Todo teléfono móvil lleva asociado una tarifa, aunque no siempre se elige la mejor opción para nuestras necesidades. De hecho, un estudio realizado por HelpMyCash ha mostrado como elegir mal nuestra tarifa puede suponer pagar hasta un 75% más a final de mes. Ahora bien, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra tarifa?

Las virtuales, hasta un 75% más económicas

Hoy en día son muchas las compañías que ofrecen sus servicios, cada una de ellas con muchas ofertas lo que complica la elección de una de ellas. En el caso de elegir alguna de los cuatro principales operadores, nuestro bolsillo se verá afectado negativamente. Estas suelen ser las que ofrecen los precios más altos.

Por ejemplo, la propuesta más sencilla de Vodafone nos ofrece 200 min/mes y 3GB por 19,99 euros/mes. En cambio, República móvil nos permite contratar su tarifa Mini voz con 150 minutos/mes y 3 GB por 5 euros/mes. Evidentemente, la compañía roja añade algunos extras que nos pueden interesar, como el roaming gratuito en EEUU o chat gratis; así como 50 minutos/mes más.

No obstante, no podemos perder de vista la letra pequeña. Si echamos un vistazo a las condiciones de ambas, descubriremos que, si consumimos todos los minutos de Vodafone, pasaremos a pagar 0,06 euros/minuto además del establecimiento de llamada (0,30 euros). En cambio, su rival nos da un margen de 10 min/llamada sin coste (salvo los 0,20 euros de establecimiento de llamada) y a partir del 11 nos cobra 0,012 euros/minuto. Así pues, si al cabo del mes hacemos 20 llamadas de 15 minutos, con Vodafone nuestra factura final será de 28,09 euros frente a los 7,6 euros que nos cobrará su rival.

Las tarifas más caras,¿siempre en manos de las grandes?

El caso anterior no es un caso aislado, sino que esta tendencia se repite con todas las modalidades que el comparador ha revisado. Por ejemplo, las tarifas más sencillas de Orange, Movistar y Yoigo parten de los 14,95 euros al mes, ofreciendo servicios muy limitados tanto en minutos como en gigas para navegar.

Lo que si hay que destacar, es que cuanto mejor es la tarifa, más se suelen igualar los precios de las compañías. Pero a pesar de esto, existen grandes diferencias entre las propuestas de las grandes empresas y las virtuales. Por ejemplo, si tenemos un presupuesto fijo de máximo 15 euros/mes, ¿qué podemos conseguir?

Viendo que ese es el presupuesto que nos piden las grandes por sus modalidades más sencillas, es evidente que no serán nuestras mejores aliadas. En cambio, sus versiones lowcost sí tienen algo que decir. En este caso, Amena nos ofrece llamadas ilimitadas y 3 GB por 14,95 euros/mes, justo lo mismo que nos cobra Orange (la empresa madre) por disfrutar de llamadas a cero euros/minuto y 2 GB. Incluso Movistar mejora la apuesta a través de Tuenti, que nos ofrece llamadas ilimitadas y 5 GB por este mismo precio.

En este rango las virtuales tampoco se quedan atrás. Por ejemplo, Suop nos permite disfrutar de llamadas sin límites y 10 GB por 14,99 euros/mes. Para estas mismas ventajas Orange sube nuestra factura hasta los 29,95 euros/mes, lo que supone incrementar nuestro recibo un 50% sin ninguna justificación. Eso sí, peores condiciones nos encontraremos si nos decantamos por Vodafone o Movistar, que por 30 euros mensuales solo ofrecen 6GB y 5GB respectivamente.

¿Existe algún caso en el que compense apostar por las grandes telecos?

Es evidente que existe una disparidad importante de precios y características, con lo que contratar una tarifa de móvil no debería ser algo que tomarse a la ligera si queremos ahorrar dinero. Es más, tras el estudio del comparador parece que las compañías de toda la vida no están alineadas con lo que el mercado actual ofrece. De hecho, según datos de la CNMC, estas telecos siguen perdiendo clientes mes a mes. ¿Lo tienen todo perdido?

Vodafone, Movistar y Orange llevan años volcando todos sus esfuerzos en los combinados de Internet, fijo y móvil. De esta forma, las tarifas móviles que nos ofrecen no son realmente competitivas cuando buscamos un precio justo. No obstante, no significa que no tengan su cuota de mercado.

Actualmente sigue existiendo un sector que prefiere ir a una tienda física para contratar el servicio de telefonía. Es decir, que valoran el trato en persona que pueden conseguir en un establecimiento.De igual forma, las grandes telecos siguen siendo las que cuentan con los smartphones de última generación con pagos a plazos.Por lo cual, tanto si queremos un teléfono a plazos o una atención cara a cara, deberemos tener claro que pagaremos más del doble cada mes por el mismo servicio.