Google Buzz: El motivo para que varios servicios empiecen a preocuparse

A sabiendas de que la mayoría de personas dormirá en unas horas si no lo está haciendo ya, cuando despertemos dentro de poco estaremos ante un gigante que se estará poniendo en pié, dispuesto a pisotear a muchos otros gigantes pero no tanto.

No es de extrañar que en muy poco tiempo los titulares de las noticias del último invento de Google tuvieran tres nombres de tres servicios: Google Buzz, Facebook y Twitter. La compañía se ha guardado muy mucho de pronunciar lo impronunciable, y es más: han dicho que no se ha fijado en la competencia, sino en las demandas de los usuarios. La verdad es que detrás de la presentación hay una mostruosa olla que está a punto de hervir, y en la que estamos casi todos los usuarios metidos sin saberlo. De hecho, hace años que algunos estamos metidos en esta olla, y después de Google Wave, parece -y solo parece- que esta vez Google ha dado en el clavo, con una contundencia atronadora.

No hace falta irse muy atrás en el tiempo para darse cuenta que hasta el momento Google tenía una asignatura pendiente: lo social. Ni siquiera la compra de empresas o los intentos de crear algo nuevo han dado resultado, mientras la competencia arrasaba. En base podríamos decir que Google Buzz es la suma de lo mejor de cada red social y servicio similar, pero unido en un solo paquete. Y además, se centra solo en lo prescindible e interesante para el usuario, que es quien decide qué sigue y como y cuando lo sigue, de forma privada o a la vista de todos.

La clave de todo el tinglado está en los usuarios. No hace falta crear una cuenta, ni perfil, ni configurar, ni bajarse esa app para cambiar de estado a distáncia ni nada parecido. Si tienes una cuenta Gmail, ya estás en Google Buzz, lo que implica que en el momento de presentar la red social, ya había millones de usuarios en todo el mundo unidos a ella, sin que lo supiéramos.

Google Buzz tiene obstáculos, aunque ya tiene parte de la batalla ganada. Para empezar, Facebook o Twitter tienen una muy buena legión de seguidores que no abandonarán fácilmente su barco preferido, incluidos los muchos que leen tweets pero apenas twittean, o los que tienen perfiles en redes sociales que hace lustros que no actualizan, o los que simplemente no tienen perfiles en redes sociales. Pero muy probablemente, la mayoría de ellos tienen cuenta Gmail y como no hay que hacer prácticamente nada, simplemente probarán a ver que es esto del Buzz… y sobre la marcha.

Otro obstáculo es que los usuarios estamos acostumbrados a ver a Facebook y Twitter como herramientas sociales, de ocio, de amigos, de conocidos y saludados, cuando el correo lo dedicamos básicamente para trabajar; para cosas serias y realmente importantes. Y mezclar ciertas cosas puede ser contraproducente. Sin dejar del todo esta separación de conceptos no escrita,  imagino que se pulirá con el paso del tiempo la cuestión de la privacidad. A falta de poder rodar el servicio durante un tiempo prolongado porque acaba de nacer, me da que ese será uno de los aspectos que más retoques sufrirá próximamente.

En definitiva Google Buzz tiene buena pinta pero habrá que ver como evoluciona, como lo utilizamos los usuarios y qué mejoras y funciones va acoplando, que para empezar, no son pocas, y además todas apuntan a la moda 2.0 y a la nube. Y al respecto de Google Wave, en fin, volvemos a lo mismo, tal vez el forzar a que un usuario se cree una cuenta, configure y empiece a añadir amigos -muchos de los cuales NO disponen de Google Wave- es más complicado que abrir Gmail y oh! pero si ya están todos!.


1 Comentario

  1. Tanto en sitios como Twitter, Flickr, etc. ahora puede existir una interrelación de contenidos. Es decir puedo publicar un contenido en cualquier plataforma “web 2.0” y compartirla. De inmediato otras redes pueden tener acceso a la información. Por ejemplo este mismo post puede publicarse en twitter, facebook, meneame, y ahora en Buzz.
    El problema mas urgente de resolver, es que si bien se puede compartir contenido, no puede igualmente compartir las opiniones de los usuarios. Las conversaciones de los post mas populares de la blogosfera se dispersan en otros foros, si la posibilidad de reunirlos en una plataforma común. El autor que le interese conocer que repercusión ha tenido un contenido debe literalmente ingresar en cientos de sitios para enterarse de novedades. ¿Que ocurre si este post lo contestan en Digg? tienes que ir alli para saberlo. Lo sería buena idea que Google, Yahoo, etc intenten implementar un bus común para el feedback de un contenido.
    ¿Podré alguna ves desde Google Reader u otra plataforma interactuar con otras personas que opinan de un contenido afín sin buscarlo en todas las redes? Creo que de esta manera podría completarse el modelo web 2.0 y reunir en un solo protocolo de comunicación todas las plataformas sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here