IDAPT i4 – Se acabaron los cables

Últimamente no hago más que probar multicargadores inalámbricos. Y vale, la idea es estupenda, aprovechar el electromagnetismo para cargar cualquier cacharrito de los muchos que vamos acumulando en casa, pero tienen un problema este tipo de cargadores: necesitas una funda/adaptador o usar las baterías del fabricante del multicargador.

Pero hace ya casi un mes me enviaron para probar el nuevo cargador múltiple IDAPT i4 y aquí la cosa cambia

Si, ya sabemos que en Europa se va a hacer obligatorio el uso de un cargador universal para todo tipo de móviles pero ¿que pasa mientras tanto? ¿tiramos todo lo que tenemos? ¡ni de coña!.

IDAPT i4 apuesta por un sistema distinto y, a mi modo de ver más acertado: el uso de adaptadores intercambiables. No, no es un multicargador inalámbrico, tienes que «enchufar» tu gadget, pero como el espacio es limitado ofrece un sistema de inserción por «tip» de adaptadores, compatible con más de 4.000 dispositivos. Y es que, además de un conector para iPod/iPhone, en la caja tienes adaptadores para conectores Samsung 4, MiniUSB, microUSB, Sony Ericsson 2 y Nokia 2.

¿Te parece poco?, pues en esta versión i4 de IDAPT además se incorpora una conexión USB estándar en un lateral para que conectes cualquier cámara digital, consola, etc que use puerto USB estándar. ¡Ah, que tienes un iPad!, pues nada, ahí también puedes enchufarlo. Y si tienes un eReader también.

El IDAPT i4 dispone, por defecto, de 4 conexiones simultáneas, las 3 superiores para los adaptadores intercambiables y la lateral USB, suficiente para la mayoría de las situaciones, con la virtud, un gran acierto, de poder usar las conexiones superiores con cualquier gadget solo con cambiar de adaptador.

Me ha parecido una solución realmente inteligente pues no tienes que acoplar nada a tu móvil, cámara o iPhone, es el cargador quien se adapta a tus necesidades, nunca mejor dicho. También puedes, además, adquirir adaptadores adicionales, como el enormemente práctico cargador de baterías recargables, un básico.

Una de las características que también me ha gustado es el botón de apagado total del cargador. Pulsando este botón no consumes energía mientras no tengas ningún dispositivo conectado, ni pilotos de estado ni nada, totalmente ecológico.

Una vez que cargas tus gadgets se enciende una luz roja que cambia a verde cuando está totalmente cargado. Es aquí donde he encontrado una pega, casi lógica, y es que tardan bastante en cargarse todos los aparatos, casi el doble que con el cargador estándar original propio. No sé si es porque no se ha dotado al IDAPT i4 de una fuente de alimentación suficiente o porque está pensado así, pero tienes que adaptarte a los nuevos tiempos de carga. ¿Lo bueno?, que con un solo enchufe cargas hasta 4 gadgets a la vez.

Para terminar, el diseño del IDAPT i4 es realmente bonito, a mi al menos me ha gustado. El que he probado yo es de un acabado en negro espejo, que queda genial en cualquier rincón «techie» de tu habitación o incluso en el salón junto a tu flamante televisor. No desentona con la estética «hich tech» de los dispositivos móviles actuales, lo que es todo un acierto en mi opinión. Por supuesto, también puedes solicitarlo en plata o incluso blanco si te gustan los gadgets iStyle.

En definitiva, es un cargador que ya es imprescindible para mi, me ha liberado la mesa de una buena cantidad de cables y he archivado (por fin) un montón de cargadores: el del Samsung que uso para los viajes, el del iPhone, el de la cámara reflex, el de la consola, el del navegador y un par de ellos más que siempre tengo por ahí rulando para casi nada.

El precio no es barato, nada menos que 49,95€ para el de 4 o 6 clavijas (no seas tonto, pilla el de 6, está claro), pero si tienes que renovar cargadores te vas a gastar mucho más, eso seguro.