La importancia de una buena estrategia online y offline

Para cualquier negocio del siglo XXI es necesario contar no solamente con una página web, aunque ésta no esté destinada a la venta de productos, sino de una estrategia online que ayude a mantener una buena reputación de la marca en el entorno de Internet. Un ámbito cada vez más accesible para el cliente pero a su vez competido para las empresas.

Por eso se hace necesario contar con una buena estrategia, por la importancia de conquistar a un cliente que cada vez depende más de internet. Pero para llegar a él a través de este soporte hay que destacar ante una competencia que busca exactamente el mismo propósito.

Lo primero, tener una web

Aunque para estar en Internet no es necesario tener una página web (se puede hacer uso de las redes sociales o de Google My Business), si es lo más conveniente porque es la plataforma principal donde se sustentará buena parte de la estrategia online. Pero no se trata de tener una web porque así lo marca la moda, sino que hay que tratar que esta página, bien sea de forma directa o indirecta, ofrezca rentabilidad a la empresa.

Para eso, lo primero es hacer una web estéticamente atractiva y que además sea lo suficientemente funcional como para realizar conversiones. Aunque existen plataformas que ayudan a los usuarios a crear su propio sitio, lo mejor es confiar este tipo de servicios a agencias especializadas como Nikana Diseño Web, ya que además de usar las herramientas más acordes a las necesidades del usuario, pueden emplear un código de programación amigable con los motores de búsqueda.

¿Por qué son importantes los motores de búsqueda?

Porque es la principal vía de acceso a cualquier web. Cualquier usuario, cuando busca un producto, normalmente lo hace a través de unas palabras clave, no buscando el nombre de la marca ni mucho menos introduciendo el dominio entero. Por eso es importante crear un código legible para que los motores de búsqueda indexen y posicionar cualquier página.

Pero esto es solo una pequeñísima parte de lo que comprende la actividad del SEO, una ciencia multidisciplinar que ayuda a que una página web alcance las primeras posiciones en los motores de búsqueda. Lo primero que hay que hacer dentro de una estrategia de posicionamiento es hacer una auditoría SEO, evaluar el estado de la web para ver qué aspectos ha de mejorar. Posteriormente ha de estudiar la competencia, buscar las palabras clave adecuadas y conseguir enlaces de otras webs, entre otras acciones.

Tampoco es del todo sencillo, por lo que es conveniente derivar este tipo de trabajo a agencias como Dahseo Uruguay, más familiarizadas con los últimos cambios en los algoritmos de Google.

Mantener una buena comunicación

Por supuesto, en una estrategia online no puede faltar la actividad en redes sociales, un soporte con mucha más repercusión que cualquier otro medio. Pero que hay que mimar muchísimo, pues al igual que puede reportar muchos beneficios, también puede hacer que la reputación de una empresa se vea perjudicada.

Por ejemplo, una cuenta en Youtube con pocos seguidores puede hacer que el potencial cliente no termine de confiar en la marca y opte por no seguirla. Para subsanar este problema, además de crear contenido de calidad, una buena opción puede ser la de comprar suscriptores en Youtube desde 7€, ya que de esta forma el potencial cliente verá que hay un público y estará más dispuesto a visualizar el contenido ofrecido de forma más optimista.

No hay que olvidar el marketing tradicional

Es verdad que es imprescindible moverse en el entorno online, pero tan importante como este es el entorno offline, empezando porque buena parte del cliente todavía permanece de forma física y siguiendo porque ambos tipos de marketing son complementarios.

Sobre todo para una empresa a nivel local o regional, las acciones de marketing offline como una buena distribución en el punto de venta, la atención al cliente o la publicidad a través de soportes tradicionales es incluso más eficiente que una estrategia de marketing online.

Una de estas estrategias de publicidad es el buzoneo, que consiste en el reparto de propaganda a unas viviendas determinadas y que es ideal para comercios de próxima apertura y ofertas. Además, al destinar esta actividad a empresas como Publidirecta, la empresa podrá conseguir algunas respuestas como la respuesta inmediata del público además de la repercusión.