El internet de las cosas y sus mayores riesgos

Vivimos en una sociedad donde estar conectado a Internet se ha convertido en algo fundamental. Gracias a esta herramienta, podemos estar informado de todo lo que ocurre en el mundo, buscar información sobre un tema en particular, realizar compras online o revisar los mensajes que recibimos. Su dependencia se ha agudizado aún más con la llegada de los dispositivos móviles, pero no contento con esto, cada vez son más los gadgets capaces de conectarse a la red. Es lo que se conoce como el Internet de las cosas, del que se espera que alcance su máximo apogeo para el año 2020, año en el que se estima que en el mundo habrá cerca de 30 mil millones de aparatos capaces de utilizar Internet.

El internet de las cosas
Fuente: 1to1media

Esta posibilidad de conexión, ofrece grandes ventajas a los usuarios, aunque también importantes riesgos de seguridad. Cuanto mayor sea el número de dispositivos conectados a la red, mayor número de puertas abiertas tendrán los hackers para acceder a nuestra información.

Hoy haremos un repaso por cuáles podrían ser los riegos del Internet de las cosas. Unos riesgos que podemos dividir en tres categorías.

Violación de la privacidad y la intimidad

Privacidad Internet de las cosas
Fuente: securityledger

El uso de Internet conlleva una exposición hacia lo ajeno de nuestra privacidad. Es habitual encontrar noticias sobre el problema del phishing o el robo de contraseñas. Es una práctica que nos puede hacer mucho daño, incluso sufrir robos en nuestra cuenta bancaria.

Con el aumento del número de dispositivos capaces de navegar por la red, este problema se multiplica. Nos podemos encontrar el problema de que información sensible que estamos menos acostumbrados a tratar de forma digital, sea también susceptible de ser capturadas.

Otro de los problemas que ofrece referente a la privacidad, es el poder estar siempre localizados. Las agencias de inteligencia de cualquier país podrían identificar, monitorizar e incluso localizar la posición exacta de las personas. A todo esto hay que sumarle cualquier tipo de acto personal o íntimo.

Control ajeno de los dispositivos

seguridad internet de las cosas
Fuente: gamingtechlaw

Otro de los problemas principales del aumento del número de dispositivos capaces de conectarse a la red, es la posibilidad de caer en manos de algún atacante. Hoy en día no es raro encontrarse en la situación de que un ordenador o un dispositivo móvil han sido infectados con algún virus informático. Por medio de este virus, el atacante podría tomar el control del dispositivo. Ahora pensad que podría pasar si el número de conexiones se multiplicara de forma incontrolada.

Dependiendo del tipo de gadget que fuera controlado, el peligro podría ser más o menos importante. Por poner un ejemplo. Imaginaros una cerradura electrónica gestionada desde nuestro terminal. Si alguien fuera capaz de tomar el control de ella, podría acceder a nuestra vivienda siempre que quisiera. Como este ejemplo, nos podríamos encontrar cientos.

Para evitar este tipo de problemas, siempre se ha recomendado tener actualizado siempre el sistema. Pero aquí debemos tener en cuenta una cosa. Si ya es complicado que un usuario actualice el sistema operativo de su equipo informático o el de su dispositivo móvil, imaginaros el trabajo que le supondría tener actualizado todos y cada uno de los gadget que formen parte del Internet de las cosas.

Geolocalización de las personas

Geolocalizacion internet de las cosas
Fuente: smartword

Un síntoma más de la violación de la privacidad de las personas, es la geolocalización. Al igual que hoy en día se puede conocer la posición exacta de un individuo mediante su dispositivo móvil, también se podría conocer esta ubicación mediante cualquier tipo de wearable. Con esto, un ladrón podría conocer cuando no estás en casa para entrar en ella con total libertad.

Aunque este problema ya existe en la actualidad, no es lo mismo gestionar un dispositivo que muchos. Al aumentar el número, también aumentará el riesgo.

Vídeo sobre seguridad en el Internet de las cosas

Buscando por la red información sobre cómo mejorar la seguridad en el Internet de las cosas, nos hemos topado con este vídeo que compartimos con vosotros. Fue publicado por el usuario HangoutON y en él se explica lo sencillo que puede ser hackear muchos dispositivos si no se toman ciertas medidas de seguridad.

Está claro, que el Internet de las cosas no será tan bonito como lo quieren pintar. Habrá que tener mucho cuidado para evitar tener problemas de seguridad en nuestros dispositivos. De ahí que sea muy importante que dediquemos un poco de nuestro tiempo para mejorar la seguridad de nuestros dispositivos. ¿Qué medidas recomiendas aplicar para mejorar la seguridad en el Internet de las cosas? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

1 Comentario

  1. ¿y los beneficios? Esta muy bien enumerar los perjuicios que dicha tecnología (que es noticia importante y los hemos de conocer, eh?, por eso me paro yo a leer este articulo y ciertamente lo encuentro interesante) nos pudiera aportar (en el IoT), perfecto. Pero… ¿alguien se ha parado a pensar en los beneficios que nos podrá aportar el IoT?
    Yo lo veo como algo tan grande que los perjuicios serán considerados como un mal menor (los daños colaterales, que les dicen) y que la suma de todo nos aportará mas bien que mal (y no solo un poco mas bien, sino muuuucho mas bien que mal).
    Siempre ha existo un “hecha la lei hecha la trampa” y siempre existirá, pero es indudable que el tiempo nos aporta mayor seguridad y comodidad y no creo que nadie prefiriera vivir en el 1890 con tal de no tener internet al alcance, pues prescindir de todo lo que hay ahora (internet incluido) es muy muy muy distinto en todos los aspectos. (desde luego, ojos que “no ven corazon que no sienten” si uno ya ha nacido en el 1890 y desconoce el SXXI, pues para este personaje le será igual y si alguien se lo explica, pues seguramente se quede con lo que tiene, pero si le explicasen la pelicula al completo… seguro que se quedan en el SXXI)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here