Internet móvil en tarifas prepago: principales ventajas

En un momento como el actual en el que la gran mayoría de usuarios de servicios de telefonía móvil optan por contratos con los operadores de un importe determinado cada mes, lo cierto es que los servicios de prepago están ganando terreno debido a su flexibilidad y a la existencia de precios muy competitivos para todos los públicos. Compañías grandes y pequeñas están ofreciendo tarifas de prepago de lo más atractivas y miles de clientes están cambiándose de contrato a prepago.

Para encontrar la mejor tarifa prepago tan solo hay que consultar los minutos y datos que se pueden utilizar con cada recarga así como la máxima velocidad que alcanza el Internet móvil. Por suerte compañías como MásMóvil están ofreciendo tarifas muy competitivas y con una buena relación calidad-precio, así que con una simple búsqueda es posible encontrar una oferta interesante y atractiva para cualquier tipo de usuario.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de las tarifas prepago?

Algunas de las ventajas más interesantes de optar por esta modalidad de servicio de telefonía móvil son las que se muestran a continuación:

Control total sobre el gasto

Las tarifas prepago permiten una gran flexibilidad en cuanto al uso de la línea. En aquellos momentos en los que sea necesario su uso se contrata el bono de llamadas y datos con las cantidades que se deseen a un determinado precio y, cuando éste se termina, se puede volver a contratar o no en función de las necesidades que se tengan. Esto hace posible un control absoluto del gasto en servicios de telefonía ideal para quienes no desean excederse en gastos de este tipo. Algunas compañías ofrecen la posibilidad de elegir el número de megas y el número de minutos y otras tarifas incluyen solo llamadas o solo datos.

Sin ataduras ni permanencias

Con una tarifa de prepago el usuario no está atado de ninguna manera al operador. Puede recargar o no recargar su tarjeta cuando desee y el operador no podrá obligar a realizar un gasto mensual al usuario. Si bien es cierto que existe la posibilidad de tarifas pospago que tampoco tienen compromiso de permanencia, lo cierto es que el prepago da siempre una libertad mucho mayor al usuario. Si no se está conforme con el servicio recibido o con los precios del operador siempre es posible hacer una portabilidad hacia otra compañía con mejores condiciones sin tener que cambiar de número y de manera rápida y sencilla.

Sin problemas de facturación

Es muy habitual entre los clientes de servicios de telefonía de contrato que existan sobrecostes o errores en las facturas que hacen que siempre termine pagando más de lo que supone el contrato. Esto a medio y largo plazo supone un coste muy elevado que puede causar una situación de quejas continuas y llamadas al servicio de atención al cliente para solucionarlo. Con las tarifas prepago no ocurren este tipo de situaciones puesto que es necesario realizar el pago antes de consumir evitando cualquier problema o sobrecoste que pudiera surgir.

Mismo nivel de conectividad

En la actualidad, la conectividad de datos es tan o más importante que los bonos de llamadas y por ello las tarifas prepago ofrecen Internet móvil con el mismo nivel de calidad que si fuera un contrato de servicios con periodo de permanencia. De esta forma el usuario no renuncia a la velocidad de la red y puede usar Internet con total libertad dentro de la tarifa de prepago que se haya contratado. Existen tarifas de prepago con precios tan reducidos como los 4 euros al mes para quienes naveguen poco y hagan pocas llamadas y tarifas de prepago mucho más costosas para quienes deseen hacer un uso intensivo de sus servicios a pesar de tener una tarifa prepago.

Estas son algunas de las ventajas de contratar una tarifa prepago frente a firmar un contrato de servicios de telefonía con una compañía del sector. La flexibilidad en los pagos y en el uso del servicio, la no existencia de ataduras a las compañías y disfrutar de un servicio con una calidad similar a los clientes de contrato están atrayendo a multitud de consumidores que desean utilizar servicios de telefonía e Internet móvil de una forma más flexible y con mayor libertad.