Jazztel penaliza con 147 euros a los usuarios que no completen la portabilidad

Es muy habitual que los usuarios inicien la portabilidad de su número de teléfono, ya sea móvil o fijo, hacia otras empresas en busca de una reducción en sus gastos mensuales o bien buscando que su actual compañía le haga una mejor oferta. Cada vez que se inicia uno de estas portabilidades, la empresa destino tiene que asumir unos costes que no podrá recuperar en caso de que el usuario anule el cambio.

Cansados de esta situación, la compañía Jazztel ha optado por penalizar a los usuarios que inicien la portabilidad y no la completen. En concreto el coste que cobrarán a estas personas se estima en 147,5 euros, una cifra muy elevada que hará que más de uno se lo piensa bien antes de iniciar o de anular un cambio, aunque dicha penalización es contraria al derecho de desistimiento que tienen los consumidores.

Este precio que cobra Jazztel se ha visto incrementado en los últimos meses. Hasta el pasado mes de marzo la compañía cobraba 60 euros por la cancelación, precio que aumentó hasta los 116.82 euros, pasando finalmente al precio de 147,5 euros actuales.

Jazztel argumenta que este coste es por la gestión que tiene que realizar para realizar el cambio del número de teléfono, así como el pago que tiene que hacer a Telefónica por el trabajo que realiza en su central para indicar que ese número cambia de compañía.

No es la primera empresa que toma este tipo de medidas, ya que desde hace ya tiempo, cuando un usuario solicita la portabilidad de un número de móvil, estos solicitaban una fianza para asegurarse de que el usuario no diera marcha atrás.