La conectividad en España y Agenda Digital 2020

El precio de la conexión a Internet en España ha caído un 20% en los últimos 10 años. En 2004 los gastos para acceder a Internet y telefonía fija rondaban los 53 euros, hoy el gasto promedio es de 43. Esta disminución del precio además viene apoyada con un aumento en la velocidad, pasando del 99,5% de conexiones que no superaban 3 Mbps hace 10 años, a más del 50% con velocidades superiores a 10 Mbps en la actualidad.

Pese a que estos números son positivos para la realidad de conectividad en España, todavía se está lejos de lo que han logrado otros países europeos en el marco de los objetivos propuestos por la Unión Europea en la llamada Agenda Digital para 2020.

Fuente:  Cadenadesuministro
Fuente: Cadenadesuministro

¿Qué establece la Agenda Digital?

En el organismo comunitario se establece que los estados miembro deben, para 2020, garantizar que todos los ciudadanos tengan velocidades de conexión superiores a los 30 Mbps, y al menos un 50% de los hogares deberían tener velocidades superiores a los 100 Mbps.

Hoy en la conectividad en España arroja un 44% de usuarios con velocidades que oscilan entre 4 y 10 Mbps. Por supuesto que es un avance en relación a 2004, pero todavía muy lejos de lo que pretende la Agenda Digital europea. El crecimiento interanual de la banda ancha ha sido menor al 5% en España, un país donde no faltan operadoras de telefonía, pero si inversiones.

En solamente cinco años España debería aumentar considerablemente su oferta de banda ancha, algo que se antoja demasiado complicado. Aun así los proyectos para incentivar las mejoras en conectividad están empezando a llegar y el estado quiere apoyar a las empresas con subsidios y propuestas de financiación a largo plazo. Ahora queda ver si las empresas de telefonía hacen su parte o siguen explorando simplemente el nicho de clientes de las grandes ciudades como han hecho hasta ahora.