La moda de más de una tarjeta de presentación para la misma marca

Probablemente sea una moda. Una moda que puede pasar desapercibida y sin dejar huellas en el diseño gráfico. Pero hay razones para pensar que no es así. Y es que la moda de más de una tarjeta de presentación para la misma marca no es solamente una tendencia que empieza a ser usada dentro del mundo del diseño gráfico, sino que es también una manera de expresar la creatividad de la propia firma. Me explico mejor. Si disponemos de una identidad corporativa básica, con la cual aceptamos varios estándares en el modo de representar a la marca, podemos jugar con los contrastes y con los colores sin que el consumidor se pierda a la hora de identificarnos.

tarjetas

 

Aunque no en el mundo de las tarjetas de presentación, éste fenómeno lo hemos visto en la identidad corporativa de muchas marcas con ediciones especiales, en las que tanto su logo como sus colores cambian de repente para hacer algún tipo de celebración. Sin embargo, en el caso que nos ocupa se trata de estandarizarlo no como un modo de celebración, sino como una nueva forma de expresar una identidad corporativa de marca que no tiene porque ser tan fija como se ha mantenido hasta el día de hoy por norma.

Eso sí, aunque me parece fantástico que una marca se entienda a sí misma y a su identidad gráfica como un ente cambiante, hay que tener ciertas reglas en cuenta y el todo vale no es una de ellas. Así que cada una de esas variantes gráficas tienen que estar recogidas en el libro de identidad corporativa. Así salga quien salga y entre quien entre al departamento de la empresa, siempre se sabrá cómo se representa la marca.

¿Tu qué opinas de las tarjetas de presentación distintas para la misma marca? ¿Crees que la tendencia se mantendrá en el futuro?

Más info | Best Free Web Resources