La nueva forma de conexión de los automóviles

La conectividad integrada en los coches comienza a materializarse, por lo que viajar conectado a Internet a bordo del propio vehículo, ya es una realidad. Algunos modelos de automóvil ya tienen incorporada esta prestación, un jugoso reclamo para los conductores más jóvenes. Ahora que esta parte ha quedado cerrada, solo falta avanzar en las aplicaciones para automóviles y la tecnología móvil.Drive

Cómo funciona

El vehículo debe tener un punto de conexión wifi a bordo, es decir un hotspot integrado. Para ello se necesita un router que permita dicha conexión a Internet, es decir, a una red de datos móvil mediante una tarjeta SIM. Si antes utilizábamos el móvil en el coche y lo sincronizábamos a través del bluetooth, ahora es el propio vehículo el que sustituye esos servicios de conectividad que antes nos brindaban los teléfonos. La ventaja de esto es que el coche recibirá mejor la señal de Internet que el móvil.

Además, el coche, al permitir conexión a Internet, también podrá conectarse a una red doméstica y así recibir actualizaciones. Un ejemplo de esto sería el sistema Sensus Connect de Volvo. Y si el móvil lo permite, también se podrá conectar al wifi del automóvil.

Uno de los beneficios principales sería la localización del vehículo, como ocurre con los móviles, pero a diferencia del teléfono, la conexión en el automóvil no podría “apagarse”. Este servicio es útil en caso de robo o accidente.

Otra prestación que estudió Intel fue la de una vigilancia remota, es decir, conocer el estado del coche cuando no se está utilizando, cuando está aparcado. Y paralelamente a esto, la compañía también trabajó con la interconectividad entre diferentes automóviles, es decir, conseguir una red para todos los coches y así favorecer la comunicación entre los conductores.  De esta manera, los conductores podrán avisar de incidentes en las vías.

Contratar una buena tarifa es importante

Los modelos más integrados con estos sistemas, como Audi, recomiendan contratar una tarifa plana porque, aunque no sea necesario, la tasa de transferencia de datos que se puedan producir sería elevada. Por lo que para poder disfrutar de este servicio plenamente y de forma fluida, lo mejor sería contratar una buena tarifa de datos. Si no sabes cuáles son las ofertas que tiene el mercado, http://www.mistercomparador.com te guía con una lista actualizada y completa de las distintas compañías para que puedas elegir la que más te satisfaga. Ahora solo queda disfrutar de Internet en los coches.

POST-PATR bitacoras