La versión previa de Windows 10 recibe nuevas funciones

Microsoft sigue puliendo detalles en la versión previa de Windows 10 para que la versión oficial, que saldrá en unos meses, no tenga errores ni falencias

Fuente:  Jiff1
Fuente: Jiff1

Microsoft quiere que Windows 10 sea un verdadero éxito. Una nueva plataforma que devuelva a los usuarios la confianza en los ordenadores de escritorio y en los servicios con de la empresa Microsoft puntualmente. Para eso está ultimando todos los detalles para que las apps y herramientas disponibles funcionen sin errores y con una estética propia.

Los últimos cambios en la versión previa de Windows 10 son bastante notorios. Por ejemplo, se incluyó un icono en la barra inferior que permite cambiar fácilmente entre las aplicaciones que tenemos abiertas, un concepto similar al que podemos encontrar en sistemas operativos móviles. También hay nuevas apps de calendario y correo, con un diseño que apuesta más por los colores típicos de la nueva estética de Windows 10, heredera en lo visual de Windows 8. Las opciones de personalización también se han incrementado, pudiendo escoger los colores que se muestran en el menú de inicio y en la propia barra de tareas.

¿Qué hay de nuevo, Windows 10?

El primer cambio destacable en la versión previa de Windows 10 es el botón de “vista de tareas”, ubicado en la barra de tareas justo a la derecha del cuadro de búsqueda. Al apretar este icono las aplicaciones que tenemos abiertas en ese momento aparecerán diferentes recuadros y con un solo click podremos acceder a ellas. También es necesario recordar que una de las novedades más notables en Windows 10 es la interfaz de Windows 8 integrada directamente al escritorio en el menú inicio. Esto resuelve una de las grandes críticas de la versión anterior que nos obligaba a ir de un tipo de interfaz a otro dependiendo el menú que estábamos revisando.

La nueva vista de tareas facilita el cambio entre aplicaciones, e incluso permite manejar varios escritorios diferentes a la vez. Puedes configurar un escritorio para temas relacionados con el entretenimiento y el ocio, o escritorios personalizados de acuerdo a los usuarios del ordenador, y todo sin necesidad de cambiar de usuario, ahorrando tiempo.

Otro cambio importante en la versión previa de Windows 10 es el uso de aplicaciones de correo, calendario y video. Las aplicaciones respeta el diseño que Microsoft ha comenzado a implementar en sus productos, con elementos más limpios y sencillos, minimalistas y carentes de opciones inútiles que solamente quitaban espacio. El aspecto se parece bastante al de las mismas aplicaciones cuando nos metemos a través de la web. Para citar un ejemplo, el gestor de correo electrónico tiene una interfaz idéntica a la que encontramos en Outlook web, aunque el comportamiento y control sigue siendo bastante similar al que veníamos realizando con las apps en Windows desde hace algunos años.

En la app Calendario contaremos con una visión reducida en la zona izquierda para poder cambiar de fecha rápidamente, y en la parte derecha habrá una vista más exhaustiva de las fechas con los diferentes compromisos y eventos que hayamos ido marcando. El tamaño de los nuevos iconos en Windows 10 ayuda a facilitar el control mediante pantallas táctiles, uno de los campos donde Microsoft quiere pisar fuerte ya que la plataforma Windows 10 apunta a convertirse en el punto de contacto entre los dispositivos móviles y fijos de Microsoft.

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

Por último, la modificación en la aplicación de Video en la versión previa de Windows 10 es la que menos nos ha gustado. Se trata de una nueva interfaz muy sencilla, carente de opciones que puedan resultar atractivas. Por lo visto Microsoft quiere que desde aquí gestionemos todas las películas y videos que compremos de forma oficial en la tienda de la empresa. Hay que ver cómo siguen los cambios de esta app en los próximos meses porque todavía no convence su desarrollo.

La personalización del fondo de escritorio también avanza, aunque a paso lento. Hasta ahora podemos escoger la imagen de fondo y cambiar los colores del menú de inicio, para adecuarlo a la imagen, nada más.

¿Cómo podemos acceder a esta versión previa de Windows 10?

Para descargar esta versión especial previa de Windows 10 tenemos que tener activado el ciclo de actualizaciones rápidas de la versión previa. Esta modalidad actualiza y brinda las últimas novedades a medida que Windows las va agregando en su sistema operativo.

La apuesta de Microsoft para 2015 es muy grande. La respuesta del público a Windows 8 no fue la esperada y desde Windows XP, y un poco menos Windows 7, difícilmente haya grandes versiones que el público haya adoptado con cariño. Windows 10 se saltea Windows 9 y apuesta a un cambio radicar en la empresa de Redmond que quiere volver a estar en la cima de los sistemas operativos, esta vez luchando desde numerosos frentes al integrar el tablet, los smartphones y los ordenadores de escritorio que contarán todos con un mismo sistema operativo capaz de sincronizar y hacer cambios de forma rápida y versátil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here