Las impresoras 3D también tienen uso veterinario

Lo cierto es que hay ciertas cosas que no nos gustan nada. Sobre todo si hablamos del revuelo que hace unos meses hubo en la red por el uso de impresoras 3D para conseguir precisamente crear armas para todos los públicos. Sin embargo, en este caso también hacen que tenga usos más bondadosos, como por ejemplo ayudar a un pato que nació con una malformación a poder precisamente hacer que vuelva a andar. ¿Aún no has visto cómo? Pues echa un vistazo al vídeo que hemos mostrado en la captura

Las impresoras 3D también tienen uso veterinario, con lo que sin duda estamos hablando precisamente de una tecnología innovadora que tiene muchos usos, algunos buenos y otros no tan buenos, pero que como casi todo, prohibir su uso es solamente perderse lo bueno en pro de evitar lo malo, que a pesar de ser muy malo no sé si compensa a todo lo bueno que puede hacer por nosotros.

La verdad es que a mi me parece que con ejemplos como éste probablemente vayamos a poner un poco más de atención en lo bueno del pastel sobre todo después de la polémica ardua que generaron los muchos bocetos de armas para impresoras 3D que se filtraron en varias ocasiones. En fin, que quizás convenga ponerle límites a esta nueva tecnología, pero siempre que estos límites no impidan que cosas tan buenas como éste uso veterinario se acaben por convertir en una realidad ¿No te parece? Yo creo que lo bueno vale la pena no perdérselo y no por ello tenemos que renunciar a estar protegidos de lo malo ¿Tú cómo lo ves?