Los operadores de telefonía y las redes 4G

A partir del 1 de enero se libera la frecuencia de 800 MHz para que la utilicen las redes de telefonía 4G. El cambio en las frecuencias puede provocar ciertas interferencias con el servicio de TDT debido a las estaciones de comunicación móvil, por eso las operadoras deberán hacerse cargo de cualquier problema ocasionado por la migración de frecuencias y tomar las medidas necesarias para que no haya inconvenientes.

El ministro Soria anuncio de forma oficial el reparto del dividendo digital, que hasta ahora venía siendo utilizado en exclusiva para las emisiones de la Televisión Digital Terrestre. Ahora que las redes 4G también ocuparán la frecuencia pueden aparecer ciertos problemas, al menos en un principio hasta que todo se acomodé. Previendo esto, las operadoras de telefonía tendrán que hacerse cargo de cualquier inconveniente.

Fuente:  PCActual
Fuente: PCActual

Adaptando edificios

El 1 de enero podremos saber si hay inconvenientes con la nueva disposición de la frecuencia de 800 MHz, pero mientras tanto ya empezó el trabajo de ayuda para lograr que los edificios que lo requiera adapten sus antenas a la nueva TDT.

La puesta en marcha de las estaciones para móviles 4G pueden crear interferencias, en dicho caso serán las empresas de telefonía las encargadas de pagar los gastos para resolver cualquier problemática y evitar que la población se vea afectada.

Si los ciudadanos registran algún tipo de anomalía se podrán dirigir a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI). Allí se gestionan los reclamos y se ponen en marcha los procedimientos compensatorios para cada situación en particular.

El proyecto de orden ministerial será discutido el 3 de diciembre y propone que sean las empresas de telefonía las que mantengan las condiciones idóneas para que las conexiones 4G no intervengan con el normal desarrollo de las emisiones TDT.