Movistar hace un cambio tarifario, ahora cobrará por los MB extra consumidos

Movistar cambia su política de datos móviles y empezará a cobrar por los datos extra consumidos a través de Internet, al igual que otras operadoras

Fuente:  Bolsamania
Fuente: Bolsamania

Telefónica ha realizado un nuevo cambio en su política de tarifas y datos móviles, pasando a cobrar por los datos extra que se consumen a través de Internet una vez superado el límite de cada tarifa. Una vez que se agota el bono contratado, Movistar pasa a cobrar por la cantidad de datos extra que se consumen.

Hasta ahora lo que hacía la empresa era reducir la velocidad de navegación, haciendo casi imposible la navegación por Internet una vez que consumíamos todos los datos de nuestro bono, aunque seguían funcionando las apps de mensajería instantánea como WhatsApp o correos electrónicos. Todo esto sin sorpresas en la factura, pero esta política no le estaba dejando suficientes ganancias a la empresa y ahora empezarán a cobrar por cada MB extra que se consume.

La nueva política de tarifas

Ahora cuando se agote el bono de datos contratados de Movistar la velocidad se mantiene por otros 500 GB, pero facturando 1,5 céntimos por cada MB extra, hasta llegar a un máximo de 7,5 euros. A partir de ese límite si se reduce la velocidad de navegación.

La nueva política tarifaria de Movistar se aplicará a todos los contratos nuevos y a todos los actuales clientes que cambien de tarifa. Si lo desean, los que son clientes también pueden pedir expresamente que se aplique esta nueva forma de facturar, pero una vez solicitado el cambio no se puede revertir.

La política de cobro por datos de navegación extra ya había sido aplicada por las operadoras Orange y Vodafone, pero estas compañías lo tienen como una alternativa activada por defecto, pudiendo cancelarla en cualquier momento. La realidad actual de las operadoras de telefonía no es muy positiva con los usuarios. A esta práctica en el empeoramiento de las tarifas se suman otras prácticas que Movistar lleva adelante para encarecer las tarifas; como la desaparición de las tarifas prepagas de bajo coste, la suba en la cuota mínima de los contratos móviles a 12 euros mensuales, el incremento del precio para el establecimiento de llamadas que ahora es de 20 centavos y la suba de 5 euros a los clientes de productos Movistar Fusión a partir del 5 de mayo.

Si Movistar lo hace, yo también

Mientras Movistar es una de las empresas que más quejas recibe por sus aumentos indiscriminados de tarifa, ahora también la competencia ha empezado a adaptarse a estas prácticas que son malas para el cliente. Vodafone modificó sus tarifas de móvil para que los nuevos contratos sean más caros, y los clientes de Yoigo ahora también tienen un aumento de 3 euros en los combinados de ADSL y fibra óptica que tienen con Movistar. Este aumento empezará a correr a partir del 16 de mayo.

Varios operadores de telefonía móvil virtual todavía ofrecen la opción de reducir la velocidad una vez que se termina el bono de datos. Es una manera útil de ahorrar dinero y dolores de cabeza, evitando sorpresas en la facturación. De todas formas no hay buenas noticias en el corto plazo, todo parece indicar que el futuro de la telefonía móvil sigue pasando por el aumento en el precio de las tarifas.

Una buena forma de proteger tus intereses como consumidor es revisar el tipo de políticas tarifarias que implementa cada empresa. Puedes utilizar la herramienta del Comparador de Tarifas de OCU para tomar la decisión de tu operadora telefónica, incluso puedes filtrarlos resultados para elegir la modalidad con o sin facturación de excesos.

Más megas pero con aumentos de precio

El cambio tarifario y las nuevas políticas tarifaria de Movistar se traduce en definitiva en una oferta extra de datos para navegación a alta velocidad, pero a cambio de un pago de 1,5 céntimos por cada MB nuevo. Muchos usuarios prefieren seguir contando con la reducción de velocidad, de esta forma por más que se limitaba la experiencia al navegar por Internet, se podía utilizar WhatsApp y apps similares sin limitaciones para enviar mensajes.

Fuente:  Towncenterelrosario
Fuente: Towncenterelrosario

Lo malo en el cambio tarifario de Movistar es que no hay forma de volver atrás con la decisión, una vez que nos actualizan a esta forma de facturar no podremos volver hacia atrás. Probablemente muchos usuarios decidan cambiarse de operadora a alguna que, al menos, ofrezca la opción de revertir este tipo de facturación. Para algunos usuarios, que no utilizan mucho los bonos de datos móviles, es una modalidad de facturación que nos los afectará, pero hay usuarios que hasta ahora estaban conformes con su nivel de datos móviles e incluso con la reducción de velocidad después de una determinada cantidad consumida. ¿Habrá alguna reversión en esta política tarifaria o Movistar seguirá avanzando en nuevas formas de lograr sacarle el mayor dinero posible a los usuarios sin importar el tipo de tarifas y usos que hagan de los planes Movistar?