Movistar presenta sus resultados del primer trimestre del año

Este primer trimestre del año 2012 no ha sido nada bueno para la multinacional Movistar, que ha visto como sus ingresos se veían reducidos respecto a trimestres anteriores, movido sobre todo por la últimas decisiones por parte de la empresa, como la de quitar la subvención de los móviles a los usuarios, lo que ha provocado que hayan perdido más de 600.000 líneas en este periodo. En el servicio de banda ancha fija también ha pedido un importante número de clientes, pero sin embargo han aumentado el numero de clientes que han contratado su  servicio de fibra óptica, contando ya con 177.000 clientes, del 1.3 millones de hogares que tienen cobertura actualmente.

Respecto al número de línea de telefonía fija, su saldo es de 12.1 millones de líneas, 202.000 menos que el trimestre pasado, en parte por el hecho de que muchos usuarios dan de baja ese servicio para pasarse a la telefonía móvil, y no tener de esta forma dos gastos.

En la banda ancha, el número de clientes que tiene actualmente es de 5.6 millones, cerca de 9000 menos que en trimestres pasados.

El servicio de Imagenio es otro de los que ha visto como se reducía su volumen de negocio, donde han perdido 20.000 clientes en el último trimestre, quedándose con un volumen de 813.000 clientes.

Según el informe de Telefónica, parte de la pérdida que ha mostrado la empresa está condicionado por los recientes cambios realizados en la política de captación de nuevos clientes (reducción de subsidios en el mes de febrero y su completa eliminación a partir del mes de marzo), que se ha traducido en una significativa reducción de las altas en un 21% en un período en el que el resto de competidores ha apostado fuertemente por la subvención del terminal.