Movistar se suma a la guerra de tarifas

Actualmente dentro del mercado de las tarifas móviles, nosotros como consumidores tenemos un abanico tremendamente extenso donde elegir, en muchos casos con precios muy competitivos y donde cada vez más el que sale beneficiado es el consumidor.

La guerra de precios entre las distintas compañías de telefonía y ADSL están cambiando las cosas. Antes era siempre el consumidor el que salía perdiendo frente a la compañía a la hora de contratar un servicio, a la hora de tratar darse de baja o a la hora de querer hacer una portabilidad a otra compañía.

Movistar_Logo

Hoy en día y a pesar de todas las opciones existentes a nuestra disposición continuan existiendo usuarios que pagan «mucho», y esto probablemente se deba más una falta de información meticulosa de las distintas opciones disponibles que a cualquier otra razón. Recientemente Movistar ha anunciado nuevos precios sobre sus tarifas para entrar directamente a competir con otras empresas que ofrecían unos productos cada vez más atractivos y a unos precios cada vez también mas bajos.

La apuesta de Movistar

Movistar ha decidido dar un golpe sobre la mesa y plantar cara tanto a sus rivales pequeños como a los más grandes, (ventajas de ser una de las operadoras más grandes del país) y ha lanzado «la Tarifa del 0» a través de la cual podrás realizar llamadas a 0 céntimos el minuto y lo único que tendras que pagar es el establecimiento de llamada, el cual seguirá siendo de 0,15 céntimo. Además de esto tendremos incluidos 500 SMS y 500 Mb para navegar, todo esto por solo 9 euros mensuales.

Con esta estrategía Movistar quiere hacer frente a las emergentes Operadoras Moviles Virtuales que cada vez van cobrando más fuerza y van «robando» también más clientes a las grandes compañías «tradicionales» como Movistar. No obstante ahora Movistar parece darse cuanta de esto, de que el futuro de las compañías móviles, en un momento donde hablar se ha convertido en algo «gratis» gracias a internet, pasa por el Low-Cost.

¿Será ya demasiado tarde para las compañías «de toda la vida» o seguirán siendo las que vuelvan a dominar el mercado?