Probando el ratón inalámbrico Genius DX L8000

Hace un tiempo nos llegó a la redacción de Gizmótika el ratón inalámbrico Genius DX L8000 y hemos estado realizado una prueba exhaustiva a este gadget, que, la verdad, nos ha sorprendido más que gratamente, tanto, que, antes de que sigas leyendo, tan sólo podemos recomendarlo encarecidamente. Pero, aquí tienes el análisis completo del Genius DX L8000.

genius-dx-l8000-detalle

Primeras impresiones

Tengo que deciros que la primera impresión es muy positiva, ya que, según lo abres de la caja, ya sabes que tienes en tus manos un ratón que vale mucho más de lo que cuesta (unos 30€), el acabo es muy bueno, el color negro brillante le da un toque muy elegante y te das cuenta de que es totalmente ergonómico.

Además, según lo enciendes lo primero que te llama la atención, aparte del diseño es el tipo de láser que lleva, el BlueEye, ya que, en lugar de ser un láser rojo como en la mayoría de los ratones, en este caso es azul, y pensarás, ¿para qué? sencillo, es un láser que consume mucho menos, de hecho, la propia gente de Genius dice que la batería, una única pila AA te puede durar hasta 12 meses.

Por nuestra parte, te puedo confirmar que en más de un mes y medio de uso más que intensivo (échale 10 horas diarias más o menos) todavía no ha dado muestras de fatiga, y eso es mucho, mucho tiempo.

Características técnicas

Este es un blog de gadgets, y, cómo tal, estarás ávido de características técnicas, así que tranquilo, relájate y disfruta:

– Es un ratón inalámbrico de 5 botones, los dos «normales», el scroll y dos botones auxiliares en el lateral, que están preconfigurados con las funciones «atrás» y «reenviar», muy útiles.

– El sensor es un 1.200 dpi, con un resolución realmente buena.

– El alcance es de 15 metros, gracias a que funciona a una frecuencia de 2.4 GHz.

– La tecnología BlueEye permite que lo uses en todo tipo de superficie, desde madera (satinada o no) hasta cristal (y no es broma)

Usando el DX L8000

genius-dx-l8000-arriba

Como os decía, la impresión tras probar el Genius DX L8000 es excelente, tiene una calidad muy superior a su precio, por varias razones:

Comodidad: lo de tener un ratón durante 10 horas en la mano y que te siga pareciendo ergonómico es una pasada, las formas están muy conseguidas.

Robustez: desde el primer momento ves que es un ratón muy bien acabado, robusto y se comporta genial.

Superficies: no me ha dado ningún problema independientemente de la superficie en la que lo haya usado, es cierto que sobre cristal va un poquito más lento que sobre madera, por ejemplo, pero aún así funciona de maravilla en todas las superficies.

Alcance: sinceramente, no he contado si llega a quince metros o no, lo que os puedo asegurar es que tiene un alcance increíble, sin interferencias (ni una sola en mes y medio) y sin un triste fallo.

Autonomía: estoy acostumbrado a cambiar las pilas de los ratones inalámbricos una vez por semana (si hay suerte), como os digo, con este van 45 días y sólo lleva una pila, y tiene visos de que durará mucho más, con lo cual, es un muy buen ratón para el día a día, y para el viaje.

Más cositas

El packaging del Genius DX L8000, además del propio ratón viene con el receptor, tamaño súper-reducido, una pila alcalina AA, el enganche Stick&Go, para que puedas ponerlo en tu portátil y tenerlo siempre colgado, el manual de usuario y un CD con controladores.

Puntos negativos

El único punto negativo que puedo encontrarle a esta maravilla es la necesidad de instalar controladores para hacerle funcionar, lo cual es normal para habilitar la configuración del mismo y las opciones de los botones auxiliares, pero hubiera sido genial que hubiera sido 100% plug&play, aunque fuera sin esas opciones avanzadas.

Salvo por esto, que en realidad, no tiene la mayor importancia, es un ratón 10.

Precio

Lo mejor de este ratón es su precio, ya que es tan solo de 30€, un precio más que competitivo, sobre todo para la calidad que tiene, si quieres cruzarte con ratones con estas prestaciones, seguramente tengas que desembolsar el doble tranquilamente, por eso, desde Gizmótika, te lo recomendamos fervientemente.

Por último, como no podía ser de otra manera, tenemos que agradecer a Genius que nos dejara probar este gadget, y, por supuesto, a Daniela, de Global PR, por tratarnos tan bien, una vez más, tengo que decir que así da gusto trabajar.

Ir arriba