Teletrabajar de forma sencilla es posible con soluciones tecnológicas adaptadas a cada empresa

Debido a la pandemia del coronavirus y a las medidas propuestas por el gobierno para evitar su propagación, muchos de nosotros nos hemos visto obligados a quedarnos en casa. Aún así, tenemos que trabajar, y una medida perfecta que aúna el confinamiento y la vida laboral es el teletrabajo. Aún así se suele pensar que este modo de trabajar hace que los empleados rindan menos, y nada más lejos de la realidad. Actualmente existen muchas soluciones que hacen que trabajar desde casa se convierta en una práctica más que habitual.

Que cada empleado desarrolle su trabajo cotidiano desde su propia casa, nunca había estado tan cerca. Gracias a herramientas y dispositivos de comunicaciones unificadas (UC) el trabajador podrá seguir colaborando esté donde esté. La distancia ya no es un inconveniente para el desarrollo eficiente de las comunicaciones. Los sistemas permiten interacciones tanto externas como internas sin necesidad de un gran despliegue: compartición de archivos, chat, llamadas, videollamadas, grupos de trabajo…

Además, con los sistemas de videoconferencia disponibles actualmente en el mercado ya no hay excusas para llevar a cabo reuniones en casa. Simplemente con disponer de uno de estos sistemas de pago por uso instalable en un ordenador, auriculares, micrófono y cámara de calidad, un pequeño despacho podrá convertirse en una gran sala de reuniones sin necesidad de desplazamientos y encuentros cara a cara.

El avance tecnológico en los últimos años se ha notado especialmente en el mundo laboral. El surgimiento de herramientas y soluciones en Cloud ha permitido a los trabajadores acceder a los servidores propios de la oficina desde la nube. El empleado puede acceder a dichos servidores de forma segura como si lo estuviera haciendo desde la propia oficina. Adicionalmente, disponer de un buen alojamiento en la nube es prioritario hoy en día pudiendo tener de copias de seguridad de los sistemas empleados tales como PCS, servidores, móviles…

Por último, hace casi un año que entró en vigor la nueva ley que obliga a las empresas a llevar un control horario de sus trabajadores. Gracias a aplicaciones como Global Cloud Presence los empleados podrán seguir fichando desde cualquier lugar y la empresa cumplirá con su obligación.