-

¿Qué tipo de emprendedor eres?

Aunque casi siempre nos fijamos en los consejos, experiencias y directivas en las que pueden fijarse los emprendedores para tener éxito, la realidad indica que todos tenemos personalidades distintas, y por ende, que no vamos a desempeñarnos de forma idéntica. Para ser más precisos, podríamos decir que existen varios tipos de emprendedores, y por eso vamos a analizar los más comunes, a ver en qué grupo podrías ubicarte.

El emprendedor de cliente

Es por lejos, el que se fija primero a quien va a poder venderle el servicio o producto que le interesa especialmente. Antes que ponerse a pensar en lo que va a ofrecer, se toma el tiempo de saber a la perfección a quien se lo va a ofrecer. Por eso es común que este tipo de emprendedores determinen sus productos o servicios a partir de lo que le está faltando al público, adaptándose a ellos.

Wikipedia

 

El emprendedor de problemas

Probablemente menos conocido que el anterior, el emprendedor de problemas es aquel que comienza con su propia startup cuando quiere solucionar un inconveniente que él mismo o alguien cercano ha tenido, para ofrecer una solución al respecto. El problema en estas ocasiones es que podemos estar ante una situación que no se repita la cantidad de veces suficientes como para que su respuesta pueda ser interesante, y “vendible”.

El emprendedor de producto

El emprendedor de producto es el más común de todos ellos, puesto que ha pensado primero en qué es lo que quiere ofrecerle al público, aunque a decir verdad también se trata de una táctica bastante riesgosa pensando en los dividendos futuros. Aquí lo que debemos observar detenidamente es que el producto que ofrecemos soluciona el problema, y si esa solución de por sí es suficiente o debe ser acompañada por otras.

El emprendedor de tecnología

Mucho más de moda en los últimos tiempos, el emprendedor de ventas es aquel que busca que sus desarrollos tengan una aplicación en una plataforma tecnológica. Estas personas trabajan con Facebook, Google, Twitter, y demás servicios sociales. Lo ideal en estos casos es estar especialmente atentos a si es posible la venta de licencias del uso de la tecnología, o del acceso a la plataforma que hemos desarrollado.

Fuente: Eureka Startups

Augustohttp://www.incubaweb.com
Augusto Baldi. 24 años. Argentino. Estudiante de Periodismo y Comunicación social. Apasionado de la tecnología, los viajes y el deporte. Web | Twitter | Google+

Lo último...

5 habilidades de marketing en la nueva era laboral

La Covid-19 ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida, afectando a prácticamente todos los sectores de la sociedad. El entorno laboral ha sido uno...

5 claves para entender el autoservicio en el mundo ecommerce

Toda empresa tiende a enfocar parte de su esfuerzo en reducir el número de llamadas que recibe su servicio de atención al cliente, o...

Algunas de las aplicaciones más útiles e interesantes para nuestro teléfono móvil

Gracias al gran desarrollo que han experimentado las nuevas tecnologías e internet en los últimos años, los teléfonos móviles se han convertido, en unos...

El mercado de las criptodivisas tras la COVID-19

Cuando comenzaron a tener lugar las medidas de confinamiento durante la COVID-19, los ojos de cientos de miles de inversores comenzaron a hacer un...

Las VPN no salvarán la privacidad en Internet gracias al Congreso de Estados Unidos

Nuestra privacidad en internet siempre se ha visto en entre dicho gracias a que desde nuestros proveedores de servicio, pasando por las redes sociales...