Trucos para crear una contraseña segura

password

La web está inundada con diferentes «tutoriales» para crear una contraseña que sea difícil de violar, pero ahora con el reciente ataque que sufrieron tanto GMail, Hotmail y otros servicios de correo en línea, no está de más recordar algunos consejos que nos ayudarán a estar mejor protegidos.

Y además, éstos consejos no sólo serán útiles para proteger nuestras cuentas de correo electrónico, sino también las de nuestros clientes. Así mismo, también serán útiles para cualquier webmaster que esté a cargo de páginas de Internet de grandes empresas y que por razones obvias necesitan que las diversas contraseñas que se utilizan para los diferentes servicios de la compañía, sean lo suficientemente «fuertes» para evitar problemas y sorpresas.

  • No se la proporciones a nadie

Sonará bastante obvio lo que te comentamos, pero te sorprenderías de saber que muchísima gente ignora ésta regla de oro y comparte sus contraseñas como si se tratara de algo que careciera de importancia. No importa si es tu mejor amigo o tu socio, no se la proporciones a nadie. Deja a un lado la pereza para revisar tu correo electrónico y hazlo tú mismo. Hay cosas, incluída una cuenta de correo electrónico, tu blog o sencillamente la entrada a tu portal bancario, que merecen mantener sus contraseñas en el más absoluto secreto.

  • Trata que sea difícil de adivinar

Hay personas que utilizan palabras «demasiado obvias» y fáciles de recordar, pero eso es precisamente lo que debes evitar; una contraseña segura deberá de tener, al menos, 8 caracteres , incluyendo números, mayúsculas, minúsculas y si el sistema lo permite, caracteres especiales, tales como guiones o guiones bajos. Una buena alternativa, podría ser alguna palabra que sólo tú conozcas y que sea difícil de encontrar en un diccionario.

  • Hazlo lo suficientemente largo

Ya hemos comentado que lo mínimo indispensable para que sea segura, es que cuente con, al menos, 8 caracteres, pero entre más largo sea, mejor y más seguro.

  • No la tengas escrita en cualquier lado

Es más, si es posible y tu memoria te lo permite, no la escribas, memorízala para que sólo tu tengas conocimiento de ella. Mucha gente cuenta con infinidad de notas escritas que están encima de su escritorio con una serie de contraseñas, cualquier persona ajena a ti, podría deducir que alguna de esas tantas contraseñas es precisamente la que dará acceso a diferentes servicios que son muy importantes para ti.

Si tienes un programa en el ordenador y que se encarga de guardar toda esa información confidencial, recuerda que ese programa deberá de tener una contraseña que sólo tu recuerdes y que sea lo suficientemente segura para que no sea violada por prácticamente nadie, no está demás buscar un programa que encripte la información. Además, es recomendable que el salvapantallas de tu ordenador tenga su respectiva contraseña, para así disuadir a los curiosos de acercarse a tu ordenador a robar información.

  • Cambia tu contraseña en éste preciso instante

Es extremadamente recomendable que cambies con cierta periodicidad tus contraseñas de todos tus servicios en línea. El período de vida ideal para una contraseña, es de 2 meses. De esta manera, te asegurarás de que no se filtrará y será menos probable de que sea hackeada. Una buena y muy recomendable manera de cambiar una contraseña, es tan sencillo como añadirle un nuevo elemento a la actual. Trata de que las diferentes contraseñas no lleven una secuencia lógica.

  • No utilices una sola contraseña para todos tus accesos

Es obvio que, es tanta la información que manejamos en nuestro ordenador, que la tarea de recordar una contraseña para cada servicio, puede llegar a ser practicamente imposible; las contraseñas podrían ser parecidas, pero bajo ninguna circunstancia deberán de ser idénticas. Es decir, podrías utilizar una palabra base para todas las contraseñas, pero deberás cambiar algunos caracteres dependiendo del servicio de que se trate.

  • Consejos prácticos para comenzar a crear una contraseña segura
  1. Trata de reemplazar letras por números en cierta palabra, por ejemplo: Europ4.
  2. Trata de «encoger» una frase, es decir, trata de utilizar las primeras letras de cada palabra que compone la frase.
  3. Remueve alguna letra de cierta palabra, por ejemplo, en lugar de utilizar Europa, podrías utilizar Eurpa.
  4. Utiliza caracteres especiales si el sistema en cuestión lo permite, no sólo guiones o guiones bajos, puedes utilizar símbolos como $ % o & dentro de ciertas palabras.
  5. Comete faltas ortográficas dentro de la contraseña, por ejemplo, en lugar de utilizar la palabra Zaragoza, podríamos utilizar Saragosa.
  6. Utiliza más de 2 palabras dentro de tu contraseña, por ejemplo, mi_nombre_es _juan
  7. Utiliza una palabra lo suficientemente larga, por ejemplo, supercalifragilisticoespiralidoso (sonará ridículo, pero en realidad sirve…)
  8. Combina todas las sugerencias arriba detalladas

Como podrás darte cuenta, no es tan difícil llegar a crear una contraseña lo suficientemente segura y que, de paso, sea difícil de hackear. Sólo es cuestión de utilizar un poco la imaginación y te garantizamos que estarás y te sentirás mucho más seguro en tus andanzas en la web.

Vía | Pocket-Lint