¿Tu empresa necesita una app nativa o una web responsive?

Cuando una empresa se plantea su presencia online hoy en día, ya no le cabe duda de que es imprescindible ser visible ante los usuarios móviles ya que nos consta que el 57% de los usuarios españoles de telefonía móvil disponen de un contrato de datos que les permite el acceso a Internet desde cualquier lugar.

Por ello, muchas empresas se plantean el gran dilema de desarrollar una web responsive, es decir, que sea perfectamente adaptable a la navegabilidad móvil, o una aplicación nativa, lo que supone la realización de distintos desarrollos adaptados a cada sistema operativo móvil (iOS, Android, BlackBerry, Windows Phone…) e incluso tamaños de pantalla (smartphone o tablet).

1387221447_Apple iPhoneSin embargo, la cuestión de adaptabilidad a dispositivos móviles a través de aplicaciones o webs responsive no debería de plantearse como una elección entres estas dos opciones. Que nuestra web esté correctamente adaptada a su navegabilidad desde dispositivos móviles resulta imprescindible para no perder a los clientes actuales así como para captar a nuevos clientes cansados de navegar por webs no adaptadas y que por tanto no les son útiles para encontrar la información que buscan.

En cuanto al desarrollo de apps, se trata de un formato muy diferente, tanto desde el punto de vista de la comunicación con el cliente como de posibilidades que ofrece a nivel técnico. Algunos de los valores añadidos y diferencias por los que deberías plantearte crear una aplicación móvil son:

  • Deben de ser descargadas en el móvil por el usuario. Lo que en principio puede resultar costoso a nivel de captación pero que nos permitirá a largo plazo estar siempre presente en el móvil del cliente y tener un contacto directo con él gracias a las notificaciones push.
  • Su experiencia de uso es más rápida y gratificante que cualquier web correctamente adaptaba pues puede funcionar incluso sin conectividad móvil.
  • La aplicación puede interactuar con el hardware del dispositivo (cámara, GPS, etc.)

En definitiva, una aplicación móvil ha de plantearse como una plataforma con un valor añadido que podrás utilizar como lo hacen por ejemplo BuyVIP o Groupalia, pero nunca a costa de olvidarnos del correcto funcionamiento de nuestra web en los smartphones.

Y ahora ¿tienes más claro si tu empresa necesita una app nativa o una web responsive?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here