Cuáles son las ventajas del teletrabajo

Debido a la pandemia del COVID-19, el Gobierno ha decretado una serie de medidas para impedir la propagación del virus. Se han cerrado muchísimos establecimientos y solo han quedado los que ofrecen necesidades básicas y también se ha impedido la libre circulación de los ciudadanos. Por eso, mucha empresas y muchos autónomos han optado por teletrabajar. Mucho se está hablando últimamente del teletrabajo pero, ¿qué es exactamente?

Se trata de una modalidad en la que el trabajador puede realizar su función profesional desde su propia casa, estando siempre en contacto directo con la empresa por teléfono o correo electrónico y con el material técnico necesario para poder realizar su función profesional.

Hablando de teletrabajo, hay dos puntos de vistas: como trabajador y como empresa, pues tiene numerosos beneficios para ambos.

Ventajas para la empresa

Reducción del absentismo laboral. Los trabajadores no faltan a su puesto de trabajo ya que están en su casa, y la flexibilidad que le aporta el teletrabajar, hace que el horario del empleado se adapte a la situación y esté siempre dispuesto a trabajar.

Ahorro. La empresa reduce costes en instalaciones y gastos fijos derivados del modelo de trabajo presencial.

Tecnología. La empresa tiene que estar a la última en tecnologías informáticas mejorando la calidad que ofrece sus clientes y a sus trabajadores ya que todos deben estar bien conectados entre si para poder realizar correctamente su labor.

Productividad. La empresa aumenta su productividad, mejora el rendimiento y el plazo de entrega de las tareas.

Reducción de accidentes laborales. Al no desplazarse los trabajadores, las posibilidades son casi nulas de tener un accidente pues el hogar se considera un lugar seguro.

Ventajas para el trabajador

Conciliación. Es la mejor opción para los trabajadores ya que es fundamental equilibrar la vida profesional y la felicidad personal. Si el empleado tiene familia, aún es más importante.

Reduce el estrés. Mejora la vida de los trabajadores y su bienestar emocional ya que se pueden ver sometidos a presión durante su jornada laboral de forma presencial y que eso les genere estrés.

Flexibilidad. El trabajador puede adaptar su horario en función de sus necesidades.

Productividad. El empleado gestiona mejor su tiempo y es más activo en la primera parte del día.

Ahorro. Al no salir de casa, el trabajador no tiene esos gastos fijos, como de comidas o de transporte, por lo que obtiene un ahorro extra cada mes.

Teletrabajar es una medida ideal para los trabajadores ante la crisis del coronavirus, y ante cualquier tipo de pandemia. Con la tecnología y equipamiento necesario, los trabajadores pueden realizar sus tareas diarias siendo eficientes, por lo que son la opción ideal para que la compañía se adapte a esta nueva situación.