Vueling y Telefónica ofrecen WiFi en el aire

Vueling y Telefónica llegan a un acuerdo para llevar la conexión WiFi de alta velocidad a los vuelos de la aerolína

Fuente:  Elchapuzasinformatico
Fuente: Elchapuzasinformatico

El nuevo acuerdo entre Vueling y Telefónica tiene como objetivo llevar la tecnología WiFi de alta velocidad a los vuelos de la aerolínea. Se trata de un trabajo conjunto para equipar toda la flota de aviones de la empresa de vuelos de bajo coste con conexiones WiFi que alcancen velocidades de hasta 20 Mbps (y 10 Mbps de subida).

El avión Airbus A320 equipado con la tecnología EC-LZN de Telefónica hace de Vueling el primer operador low-cost europeo en contar con Internet de alta velocidad en sus vuelos. El acuerdo de Vueling y Telefónica permitirá que los pasajeros se conecten a Internet en pleno vuelo y asi disfrutar de una conexión con rendimiento similar al de tierra mediante ADSL. Esto se logra gracias a la evolución en rendimiento y alcance de los satélites HTS que pueden lograr que los vuelos equipados con esta conexión de alta velocidad no presenten grandes diferencias con las conexiones ADSL en tierra.

¿Qué es un satélite HTS?

El concepto detrás de los satélites HTS es revolucionario en el sector. Permite la reutilización de frecuencias como en el caso de las redes móviles, aprovechando la carga útil de muchos en zonas de poca superficie de cobertura. Es un concepto opueseto al de los satélites convencionales y clave para lograr que a tanta altura y estando en movimiento la señal sea fuerte. El rendimiento del satélite HTS se estima en un 70% más que los satélites tradicionales, siendo la clave para el éxito de esta iniciativa de Vueling y Telefónica.

Para instalar las conexiones los aviones tienen que estar fuera de servicio por algunos días. Se debe realizar un desmontaje total de los paneles del techo interior para instalar tres puntos de acceso inalámbrico WAP para garantizar la cobertura dentro de la aeronave, y luego se suma un equipamiento adicional WEB (Wireless Ethernet Bridge), WDU (Wireless Data Unit) y la fuente de alimentación para la antena, APSU (Antenna Power Supply Unit). Esta unidad es indispensable para que pueda funcionar el receptor y emisor de la señal y conectividad para los móviles y tablets.

Además se instala, en la cabina del piloto, un módem satélite que recibe y envía la señal desde la antena y hace las veces de procesador de la señal. Lo último que se instala en el exterior del avión son unas antenas más pequeñas que operan en la banda Ka y se orientan mecánicamente para localizar el satélite y garantizar la mejor recepción de señal de acuerdo a la posición en la que se encuentre el avión.

Teléfonica sigue avanzando en conectividad

Pese a que en el aire las cosas parecen estar saliendo bien para Telefónica, los conflictos en tierra no cesan. Desde Vodafone sostienen que habrá pocos municipios regulados en relación al conflicto por la obligación de Telefónica a compartir su fibra óptica con otros operadores pequeños.

Vodafone, uno de los principales competidores de la empresa Telefónica, sostiene que los municipios regulados serán muchos menos de los que originalmente se planeaban. Esto marcará una clara ventaja en el avance y la monopolización de precios y ofertas que busca implementar Telefónica.

Ya a fines de diciembre había comenzado el conflicto por la fibra óptica cuando la CNMC planeaba obligar a Teléfonica a compartir su red en toda España salvo 9 ciudades, pero la empresa se oponía. Desde Vodafone sostienen que esas 9 ciudades originales se ampliarán y la regulación será menor, favoreciendo ampliamente la monopolización del servicio por parte de Telefónica.

La reglamentación definitiva para el plan de fibra óptica en territorio español se dará a conocer recién entre los meses de mayo y julio, y recién allí se conocerán las restricciones y beneficios con los que contará Telefónica.

La compra de Canal+

Otro frente donde surgen problemas para Telefónica, y por lo que quizás explore los cielos y la oferta de WiFi en el aire para sacarse el mal trago, es la compra de Canal+. Nuevamente desde Vodafone, Pedro Peña espera que el ente regulador prohíba dicha operación, o que se impongan condiciones estrictas para la creación de paquetes de reventa en el mercado mayorista. Telefónica no es muy asidua de estas medidas, pero ante la concentración de ofertas multimedia en una sola empresa puede que la CNMC tenga que actuar para garantizar la competencia justa de los distintos actores.

Telefónica está avanzando a gran velocidad sobre diferentes ámbitos de las telecomunicaciones y por lo visto sus competidores no quieren hacerle nada fácil la expansión. Mientras tanto se espera que las medidas de la CNMC sean contundentes y justas ya que muchos operadores pequeños terminarán siendo destruidos si Telefónica no ofrece alternativas viables de acuerdo a la capacidad de los diferentes proveedores pequeños. ¿Crees que está bien que se permita la compra de Canal+?