Xiaomi Redmi Note 2, rompiendo el mercado de los Smartphones

Xiaomi quiere imponerse en el mercado europeo tras la conquista del territorio oriental, y desde luego tiene todo lo que necesita para conseguirlo.

Cada día es más común ver marcas de smartphone alternativas, la mayoría de ellas chinas, sobre todo cuando nuestra intención es ahorrarnos un dinerillo en la compra de un nuevo dispositivo. Siempre que escuchamos la palabra ‘chino’ nuestro cerebro rápidamente alude a dos conceptos: ‘barato’ y ‘de baja calidad’.

Bien es cierto que podemos encontrar cientos de smartphones que son réplicas de los tope de gama actuales provenientes del país nipon, prometiéndonos un Galaxy S6 por menos de 100€ para luego encontrarnos un móvil con una apariencia similar (incluso suelen ser compatibles con las carcasas oficiales) pero con un rendimiento pésimo, una pantalla que te dejará ciego y sin garantía alguna.

Aunque este es el concepto general muchos ya sabéis que hay compañías chinas que, pese a tener unos precios muy competentes, nos ofrecen calidad y garantía. Algunas de ellas son Meizu, Huawei y la que en hoy nos centraremos: Xiaomi.

Sobre Xiaomi

No voy a poner un testamento empresarial aquí, sólo quiero comentar una serie de características que han hecho que Xiaomi sea una de las empresas más populares en China. En primer lugar, la empresa se fundó en 2010 y actualmente es el fabricante de smartphones nº 1 en China.

Xiaomi ha sido referido numerosas veces como el Apple de China, y es algo que tiene mucho sentido ya que la filosofía de esta empresa es muy pareja a la de la estadounidense. A parte de encontrar similitudes en el diseño del dispositivo, también vemos parecidos en el sistema operativo (Xiaomi utiliza MIUI, una ROM basada en Android con un aspecto muy parecido a iOS que ofrece muy buen rendimiento) e incluso la filosofía de empresa, al basarse en un conjunto reducido de dispositivos los cuales van mejorando periódicamente.

Ha conseguido seducir a los usuarios chinos gracias a un trato cercano con los mismos, llegando incluso a organizar fiestas y eventos privados a los que invitan por sorteo. En realidad no hacen mas que dar a sus clientes lo que quieren y a un precio increíble, y es por ello que a día de hoy han conseguido que sus terminales se vendan más que los de Samsung o Apple.

Xiaomi Redmi Note 2

xiaomi redmi note 2

Una vez hecha una visión general de la compañía, vamos a hablar del verdadero contenido de la noticia, el nuevo dispositivo de Xiaomi que, a mi parecer, va a romper el mercado de los smartphones: el Xiaomi Redmi Note 2. Y es que el nuevo terminal de la compañía viene con unas características de infarto para el nicho de mercado al que principalmente va dirigido. Vamos a ver las 2 versiones que han presentado:

Redmi Note 2

  • CPU: Mediatek Helio X10 MT6795 de 8 núcleos (Octa-core Cortex-A53 a 2GHz)
  • GPU: PowerVR G6200 (450 – 700 MHz)
  • Memoria RAM: 2GB
  • Almacenamiento secundario: 16GB (ampliable mediante tarjeta SD)
  • Pantalla: 5’5 pulgadas FullHD
  • Cámara trasera: 13mp con flash LED (4128×3096 pixels, autofocus, vídeo [email protected])
  • Cámara frontal: 5mp (720p)
  • Conectividad: 4G LTE, Wi-Fi, Bluetooth
  • Dimensiones: 152mm x 76mm x 8.25mm
  • Peso: 160 gramos
  • Batería: 3020 mAh
  • OS: MIUI 7 (basado en Android 5.1.1)
  • Precio: Aproximadamente 125€

Redmi Note 2 Prime

  • CPU: Mediatek Helio X10 MT6795 de 8 núcleos (Octa-core Cortex-A53 a 2’2 GHz)
  • GPU: PowerVR G6200 (450 – 700 MHz)
  • Memoria RAM: 2GB
  • Almacenamiento secundario: 32GB (ampliable mediante tarjeta SD)
  • Pantalla: 5’5 pulgadas FullHD
  • Cámara trasera: 13mp con flash LED (4128×3096 pixels, autofocus, vídeo [email protected])
  • Cámara frontal: 5mp (720p)
  • Conectividad: 4G LTE, Wi-Fi, Bluetooth
  • Dimensiones: 152mm x 76mm x 8.25mm
  • Peso: 160 gramos
  • Batería: 3020 mAh
  • OS: MIUI 7 (basado en Android 5.1.1)
  • Precio: Aproximadamente 140€

Como podéis comprobar, la relación calidad precio es brutal: tenemos especificaciones prácticamente de un tope de gama por menos de 200€. Además la empresa ha demostrado que sus terminales tienen buenos acabados y, a diferencia que los clónicos, garantía respaldada.

Rompiendo el mercado

Como podéis imaginar, la bestia china ofrece una experiencia de usuario similar a la gama alta de los demás fabricantes. Esto se ve reflejado en los test de rendimiento (benchmark); vamos a comparar la puntuación de los principales smartphones de gama alta del mercado en Antutu Benchmark y a obtener la relación rendimiento/coste para hacernos una idea real de lo que este terminal supone:

  • Xiaomi Redmi Note 2 Prime:
    • Rendimiento (Antutu): 46457
    • Coste (Libre): 140€
    • Rendimiento/Coste: 331.84
  • Samsung Galaxy S6:
    • Rendimiento (Antutu): 68830
    • Coste (Libre): 550€
    • Rendimiento/Coste: 125.15
  • LG G4:
    • Rendimiento (Antutu): 50330
    • Coste (Libre): 500€
    • Rendimiento/Coste: 100.66
  • HTC ONE M9:
    • Rendimiento (Antutu): 56896
    • Coste (Libre): 600€
    • Rendimiento/Coste: 94.83
  • Sony Xperia Z3+:
    • Rendimiento (Antutu): 52431
    • Coste (Libre): 650€
    • Rendimiento/Coste: 80.66

(Rendimiento/Coste representa la puntuación de Antutu que obtendríamos por cada euro invertido).

Como vemos en la comparativa, el Redmi Note 2 es casi el triple de rentable que su competidor rendimiento/coste más cercano de la gama más alta del mercado. Aunque el rendimiento no es el único aspecto a tener en cuenta, nos hacemos una idea de la brecha que puede ocasionar este terminal en el mercado actual, incluso comparándolo con la gama más alta.

 

Si bien es cierto que en algunos aspectos los flagship del mercado apalean a este terminal (cámara, pantalla…), también lo es que a fin de cuentas y en nuestro día a día, con este dispositivo tenemos más que complacidas las necesidades de muchos usuarios exigentes.

Ya vimos cómo OnePlus consiguió romper la gama alta con el OnePlus One, pero lo que está intentando hacer Xiaomi es algo más ambicioso: competir con la gama más alta desde 2 escalones por debajo y a un precio de infarto. ¿Qué opináis?