-

¿Cómo afecta el Coronavirus a las criptomonedas?

La economía mundial se prepara para ingresar a un nuevo paradigma luego de la pandemia. Las monedas digitales se preparan para seguir ganando terreno en medio de la incertidumbre por el futuro. Todo lo que necesitas saber, a continuación.

Las fotos de las principales agencias de noticias y medios de comunicación hablan por sí solas: calles vacías, fábricas cerradas, medios de transporte público sin pasajeros. En algunas ciudades, incluso, se puede ver a la naturaleza recuperando terreno a medida que el hombre se queda en su casa. Dentro de los pronósticos de cara a este 2020, nadie imaginaba a un mundo casi paralizado y una economía internacional obligada a reinventarse por el avance del Coronavirus.

En esa dirección, la rápida expansión del Covid-19 en todo el mundo abre el interrogante sobre cómo será la economía del futuro y cuáles serán las políticas públicas que acompañen al levantamiento de los sectores más golpeados por esta crisis que puede compararse con el crack de la bolsa en 1929 o las consecuencias financieras que atravesó Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Lo cierto, y en este punto coinciden diversos analistas y expertos, es que el mundo ya no será el mismo que antes.

Finanzas en tiempos de “nueva normalidad”

Sin lugar a dudas podemos afirmar que hemos entrado de lleno en un momento histórico, en el que la cultura digital sigue ganando terreno y alterando las costumbres más ancladas a nivel de consumo y comportamiento económico. Sin ir más lejos, el mercado electrónico creció en estos meses de pandemia de igual manera que lo que se había proyectado para los próximos cuatro años. Las restricciones de circulación de bienes, dinero y servicios ayudaron a que muchos usuarios se animaran a dar el gran salto y empezar a comprar en línea.

Este panorama también puede verse en otros sectores económicos y tecnológicos, como el debate sobre los códigos abiertos o la liberación de patentes en este contexto de crisis internacional. Para muchos pensadores, nos encontramos a las puertas de una nueva concepción de la vida por parte del sector público y también del sector privado, priorizando la calidad de vida antes que las ganancias. De esa manera, sectores históricamente postergados podrían empezar a ver un cambio radical en su lugar en el mundo si estas nuevas tendencias avanzan. Para muchos, habrá un antes y un después del Covid-19.

En materia de finanzas, muchas personas que nunca antes habían invertido han comenzado a hacerlo en este año 2020. Alternativas como las operaciones binarias han visto un fuerte incremento en estos meses. Su modalidad online y su fácil uso a través de brókers y sitios especializados han lanzado a la aventura a emprendedores y pequeños y medianos ahorristas que buscan ganarle a la recesión o salvaguardar el valor de sus ahorros. En ese sentido, el contexto de alta volatilidad en el que nos encontramos, alienta al riesgo para quienes cuenten con un margen mayor a la hora de invertir: los precios de los principales commodities sufren grandes fluctuaciones en la actualidad, por lo que las posibilidades de ganancias también crece.

Criptomonedas: ganadoras de la pandemia

Ahora bien, ¿qué sucede con las monedas digitales? El contexto excepcional que estamos atravesando también dio lugar a que las criptomonedas volvieran a ocupar un rol central en las agendas mediáticas y financieras. Este activo no puede escapar del todo de la situación recesiva que se vive a nivel global, pero ha logrado demostrar que cuenta con mejores herramientas que otros métodos de inversión financiera más tradicionales como pueden ser las materias primas o las acciones de la bolsa.

Por ejemplo, a la hora de pensar en criptomonedas baratas con futuro, la lista es bastante amplia y todas presentan una interesante opción de inversión en estos tiempos. En ese sentido, resulta interesante pensar que hay vida más allá del Bitcoin, la criptomoneda más popular y costosa del momento. En ese sentido, para aquellos que buscan empezar a andar este nuevo camino, puede resultar mucho más interesante aprender las reglas con monedas digitales más pequeñas, con el fin de tomar ritmo. Alternativas como Ripple, Litecoin, Dash y Ethereum pueden ser ideales para comenzar a invertir en este 2020.

Sin ir más lejos, basta con tomar como ejemplo a lo que JP Morgan en la actualidad. La institución bancaria más importante de EE.UU., la cual posee más de 256.981 empleados, abrió sus puertas por primera vez a las criptomonedas. La entidad, fundada hace ya 220 con un capital de más de u$s 2.687 mil millones, ha decidido otorgarle cuentas bancarias a los dos exchanges con más peso en el gigante norteamericano. Se trata de Coinbase y Gemini, lo cual marca un gran precedente para este sector. Que haya ocurrido en este contexto, no es casualidad: las monedas digitales son unas de las más favorecidas por este contexto.

Sin ir más lejos, diversos informes internacionales recalcan como ha crecido la demanda de Bitcoins en los últimos meses para hacer frente a la necesidad de transferencias al exterior o el pago de servicios a prestadores internacionales. Ante las medidas restrictivas de bancos públicos y privados, en concordancia con las políticas económicas de los Estados, fueron muchos quienes acudieron a esta alternativa que no cuenta con un ente regulador central, por lo que puede moverse con mucha mayor libertad. Otros commodities, entre los que se encuentran las divisas internacionales, no cuentan con la misma suerte.

Ahora bien, lo cierto es que muchas criptomonedas acusaron el golpe del Coronavirus. A fines de marzo, llegaron a alcanzar un 50% de pérdidas. Sin embargo, el recupero fue mucho más veloz si se lo compara con otros indicadores, como puede ser el precio del petróleo. La economía del futuro puede adelantarse unos cuantos años en este contexto de pandemia y allí las criptomonedas ocuparán un lugar central para pensar cuál será la relación de las personas con el dinero. Mientras algunos países siguen pensando en dejar atrás el dinero en efectivo, las monedas digitales parecen ganar terreno.

En esa misma línea, un inversor multimillonario como Tim Draper llegó a señalar: «Cuando el mundo regrese, será Bitcoin, no los bancos y los gobiernos los que salven el día». Esa declaración puede ser un tanto acelerada en estos momentos en los que todo está por verse, pero pueden servir como un indicio del interés y la esperanza que muchos sectores han depositado en las criptomonedas.

Lo cierto es que tanto Bitcoin como otras monedas digitales de menor envergadura han sabido sortear esta prueba de fuego que es una pandemia y recesión mundial. Este diploma de madurez coloca al sector en otra posición de cara a un futuro que seguramente empiece a necesitar más aún de las criptomonedas. Es por eso que creemos que es un buen momento para empezar a estudiar e invertir en este sector si se le busca dar pelea a las consecuencias de una economía prácticamente paralizada y muchas industrias en franco retroceso.

El tiempo será el que termine de ordenar todo, como siempre sucede ante grandes hitos históricos, pero no se puede dudar de que se viven tiempos de cambio y lo mejor que podemos hacer es estar preparados para que ello suceda. Después de todo, los cambios también comienzan por uno.

Lo último...

El Bitcoin: un activo de refugio en pleno 2020

Los primeros conocedores de la tecnología blockchain se llamaron evangelistas de Bitcoin porque su trabajo consistía en ir de puerta en puerta a la...

Crecen los ataques cibernéticos y robo de identidad durante 2020

Durante el primer trimestre del año y hasta la actualidad, el cibercrimen se ha multiplicado como nunca antes. La principal razón es que los...

¿Quieres saber más sobre ofimática?

Acceder al mercado laboral requiere de tener una buena formación debido a la alta competitividad que nos podemos encontrar. La mayoría de las empresas...

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir la tarifa móvil

Es habitual que a la hora de adquirir cualquier producto o servicio, dediquemos algo de tiempo en analizar las distintas opciones que nos podemos...

Amazon y el SEPE, los últimos afectados por el phising. ¿Cómo detectarlo?

Los hackers utilizan trampas cada vez más avanzadas y difíciles de rastrear. Es el caso del phising, es decir, la técnica por la cual...